Organopónico en Santiago de Cuba Foto © Radio Mambí

Santiagueros donaron más de 380 000 pesos al Gobierno de Cuba para producción de alimentos

La gobernadora de Santiago de Cuba, Beatriz Johnson Urrutia, afirmó que los trabajadores de esa provincia oriental "han donado" más de 383 000 pesos cubanos para la producción de alimentos tras la pandemia de coronavirus. 

La funcionaria recibió "un aporte monetario de trabajadores de un grupo de empresas santiagueras pertenecientes a los Ministerios de Energía y Minas, Industrias, Informática y Comunicaciones y Transporte", informó la emisora local Radio Mambí

El monto recibido se sumará a los 383 000 pesos cubanos ya recabados por las autoridades, explicó. 

Ese medio de prensa "asegura" que el dinero fue depositado en la cuenta habilitada por el régimen cubano para respaldar la producción de alimentos pos-COVID-19, en respuesta a un llamado del mandatario Miguel Díaz-Canel.

Johnson Urrutia expresó que se trata de un "aporte desinteresado" y "voluntario" para "suplir una parte de los gastos en los que tiene que incurrir el Estado para la producción de alimentos, único destino de este financiamiento en tiempos de crisis alimentaria mundial generada por los efectos de la pandemia".

La mujer agregó que "el dinero es fruto de la solidaridad, el sentido del momento histórico y la fidelidad de los santiagueros al proceso social cubano".

En mayo último el gobierno pidió a los cubanos donar dinero para cofinanciar la producción de alimentos en las provincias del país.

Asimismo, informó que habilitaría cuentas bancarias con ese propósito y regularía los donativos de empresas estatales. 

En ese momento se dijo que las donaciones privadas podrían hacerse en pesos y en CUC, y que en algunos casos las empresas realizarían trabajos a entidades privadas y garantizarían "que esos ingresos se depositen" en las nuevas cuentas de donativos populares. 

Sin embargo, la medida generó indignación entre la población del país, que con un salario medio de 30 dólares al mes (740 pesos cubanos) debe enfrentar el encarecido costo de la vida en Cuba, y la profunda crisis de abastecimiento de comida y productos de primera necesidad. 

En un principio muchos pensaron que se trataba de una broma, pero al oír la petición de donativos de boca del ministro de Economía Alejandro Gil Fernández, muchos quedaron desconcertados y calificado esa solicitud una falta de respeto y una profunda desvergüenza.

Los más audaces llegaron a acusar al Díaz-Canel de ser un "saqueador" y un "abusivo" que explota al pueblo. 

“Está gente solo pueden estar jugando con nosotros. Hay que tener la cara dura para venir a la televisión a pedir donaciones. O están muy desesperados”, sentenció un comentarista en Facebook.

Una inmensa mayoría de los indignados sugieren que los altos funcionarios del gobierno deberían subastar sus abundantes bienes para contribuir a la producción de alimentos, o hacer balance de las arcas del Estado con el mismo fin: que suelten lo que tienen.

Videos sobre el coronavirus en Cuba


Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.