Jabones fabricados por Suchel Regalo Foto © Captura de video / NTV

Detienen a presuntos implicados en robo de jabones en fábrica de Suchel en La Habana

Las autoridades cubanas detuvieron a 19 personas presuntamente implicadas en la adulteración y robo de jabones que se fabrican en la empresa Suchel Regalo de La Habana. 

Un reportaje del Noticiero Nacional de Televisión afirmó que, tras varias quejas de la población por la calidad de los jabones Lis y Batey que se comercializan en las tiendas en moneda nacional, se realizó una inspección a la empresa, situada en el municipio Boyeros. 

Según el medio oficial, en la fábrica se constataron adulteraciones en el proceso productivo y fueron detenidos 19 responsables directos y colaterales de estos hechos.

La información precisa que 17 de ellos fueron separados definitivamente del centro de trabajo y a otros dos se les aplicaron medidas cautelares.

José Antonio Gutiérrez Pérez, director de Seguridad y Protección de GEMPIL, explicó el modus operandi de los trabajadores involucrados, quienes presuntamente adicionaban agua a la fórmula química para lograr un excedente que no era declarado en los reportes de producción. 

"En el análisis que se realiza a una muestra representativa de la producción de jabón del turno, se identifica que hay una diferencia de un 2 por ciento en la humedad, es decir, dentro del 14 y 18 por ciento de humedad que debe tener la pastilla de jabón, en este caso estaba entre 19 y 20 por ciento", explicó el directivo.

De acuerdo con Gutiérrez Pérez, esto generaba una masa más grande en el momento de la producción que luego, cuando el jabón comenzaba a perder la humedad, se traducía en una reducción del producto y una menor durabilidad. 

En el reporte indican que ese 2 por ciento de humedad por encima de la norma permitía a los trabajadores obtener un excedente de 20 kg de jabón por cada tonelada producida. 

Un turno en el que se fabrican 10 toneladas dejaba un sobrante de 200 kilogramos de jabón, representados en 1 550 unidades, según los cálculos de las autoridades. 

El primer teniente Yaidel Cepeda Chávez, oficial operativo del DTI, dijo que "se desarticuló una cadena delictiva" y se detuvieron a 13 personas que llevaban amarrados alrededor de su cuerpo unos 315 jabones. 

Esa entidad pertenece a la empresa Suchel, adscrita al grupo empresarial de la Industria Ligera, y se encarga de la fabricación de los módulos que integran las canastillas para embarazadas, el jabón de tocador Lis y el de lavar Batey que usa la población cubana.

Según el reporte, hasta la fecha se han abierto 20 casos relacionados con la referida empresa, de los cuales cuatro han derivado en medidas profilácticas, ocho en penales y se han aplicado ocho sanciones administrativas.

Este operativo televisado forma parte de una serie de juicios ejemplarizantes impulsados por el gobierno para escarmentar a la población del país en medio de la crisis de abasto de productos de primera necesidad que vive la isla. 

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) denunció que estos procesos televisados a modo de reportaje en el Noticiero Nacional tienen el objetivo de intimidar a la población en medio de la pandemia de coronavirus.

En un inicio, las autoridades cubanas llegaban a mostrar los rostros de los detenidos, sin respetar el principio de presunción de inocencia de cada individuo.

Debido a las manifestaciones de rechazo a este método, las autoridades se limitan ahora a presentar a los detenidos de espalda o a señalar solo partes de su cuerpo. 

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985