Héctor Luis Valdés y una imagen del momento de la detención Foto © Facebook / Héctor Luis Valdés / Captura de video

Detienen al periodista independiente Héctor Luis Valdés cuando se dirigía a una protesta contra la homofobia en el ICRT

El periodista independiente cubano Héctor Luis Valdés fue detenido por las autoridades del régimen cuando se dirigía a una protesta contra la homofobia en el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), para exigir la renuncia de la directora de Comunicación y Contenido, Yusimí González Herrera.

La convocatoria había acordado la manifestación para las 11 de la mañana de este lunes, sin embargo, Valdés fue interceptado en el camino, de acuerdo con un video compartido en redes sociales, donde se ve a un represor vestido de civil que le pide al periodista apagar el teléfono.

“Me dicen que tengo vigilancia puesta en la esquina de donde estoy. No quieren dejarme ir a la protesta en el ICRT. No me interesa cuántos sean, voy a salir... Atentos, familia!!!! Una vez más se demuestra que en esta dictadura se impiden todo tipo de protestas para reclamar nuestros derechos”, dijo en Facebook horas antes del incidente.

En la misma plataforma, Valdés había lanzado su convocatoria a participar en la protesta pacífica, respetando las medidas de protección frente a la crisis sanitaria del coronavirus, como el uso de nasobuco.

“Este lunes 20 de julio a las 11 de la mañana, los que nos sentimos humillados por las declaraciones de la Directora de Comunicación y Contenido Yusimí González Herrera nos reuniremos en el ICRT para exigir su renuncia”, había dicho en la red.

Tras publicarse las imágenes de la detención de Valdés, usuarios de la red criticaron los atropellos a los que son sometidos los cubanos que no comparten la ideología dominante del régimen.

“En las dictaduras no se exigen ni reclaman derechos como en democracia!!! Hasta que todo el pueblo no salga a las calles, este será el único resultado!!!”, dijo uno de ellos. “Para eso el gobierno tiene recursos, pero para arreglar una casa o un hospital los americanos son los culpables”, señaló otro.

Hace unos días, activistas por los derechos de la comunidad LGBTI+ citaron a la manifestación frente a la sede del ICRT en el Vedado, La Habana.

“La comunidad LGTBIQ indignada y decidida a no seguir siendo discriminada hace un llamado a todos los ciudadanos que se sientan identificados con nuestra lucha, que se basa en no permitir que se nos excluya de la sociedad, a presentarnos este lunes 20 de julio a las 11:00 am frente al edificio del ICRT para exigir la renuncia de la funcionaria”, indicaba un comunicado del grupo No a la homofobia, en redes sociales.

“Solo el clamor de la comunidad LGBTIQ cubana y de quienes nos apoyan podrá lograr la renuncia de la funcionaria homófoba y las disculpas del ICRT para con sus empleados y empleadas, así como para la población en general”, sostuvo el grupo.

La polémica es resultado de expresiones homofóbicas de la directiva de la institución, las cuales fueron difundidas después de que se filtrara un audio en que González Herrera mostraba su completo rechazo a lo que llamó “voces platinadas” en los locutores masculinos de la radio cubana.

“Para ser más concreta, las voces platinadas son voces blandas, voces suaves, voces amaneradas. Y no es solamente de locutores. Son periodistas y son colaboradores. Hay colaboradores… ¡Señor mío!”, se le escucha decir acalorada, esgrimiendo que estas tonalidades empañan la calidad de la transmisión del mensaje radial y deben evitarse porque restan credibilidad y profesionalidad a la radio en Cuba.

“No hace un mensaje creíble. Cuando usted empieza a dibujar florecitas y colores en las voces, señor mío, el mensaje se distorsionó. No es creíble. Y si usted diseñó el programa para una voz masculina y una voz femenina, es una voz masculina y una voz femenina”, sentenció.

Rápidamente, activistas y usuarios en redes exigieron la dimisión de la funcionaria debido al mensaje discriminatorio de sus palabras.

“Exigimos la inmediata renuncia de esta funcionaria de un medio público cubano, y las disculpas del ICRT ante semejante afrenta a los profesionales LGBTIQ que laboran en ese medio. La homofobia en Cuba sí es institucional, y ello es anticonstitucional, ilegal, y simplemente una vergüenza”, publicó el biólogo Isbel Díaz Torres en Facebook.

En marzo pasado, la Televisión Cubana transmitió la película Love, Simon, pero censuró una escena en la que se besan dos personajes homosexuales. La supresión igualmente originó protestas de activistas, artistas y personas de la comunidad LGBTI+, quienes convocaron a una besada pública frente al ICRT. Varios de ellos también fueron detenidos entonces, al intentar llegar a los bajos del edificio institucional.

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.