Torreta con cañón, buque Vizcaya Foto © Wikipedia.org / Facebook Naturaleza Secreta

El Vizcaya, uno de los pecios de la mayor batalla naval en Cuba

En julio de 1898 se libró en Santiago de Cuba la mayor batalla naval entre el Ejército de España y el de Estados Unidos en territorio cubano.

Recientemente la página de Facebook Naturaleza Secreta compartió imágenes de uno de los pecios que se conserva de aquel hecho histórico. Se trata de los restos del crucero acorazado, Vizcaya que perteneció a la flota del Almirante Cervera.

El Vizcaya fue echado al agua en Sestao, España en 1891. A principios de 1898 fue enviado a Nueva York como intercambio amistoso con Estados Unidos, pero tras la explosión del Maine en la bahía de La Habana, el buque vuelve a España y se une a la mayor flota del Pascual Cervera y Topete, un destacado almirante de la Armada de España.

La flota al mando del almirante Cervera llegó a Cuba el 29 de abril de 1898 para fortalecer la defensa del territorio en un momento en que, con apoyo de Estados Unidos, Santiago de Cuba era un punto sumamente vulnerable.

Cervera evitó un enfrentamiento en mar abierto con la poderosa Armada estadounidense refugiándose en la bahía santiaguera. Sus buques tenían víveres solo para un mes y no contaban con fuentes de suministro de carbón.

El Vizcaya / Wikipedia.org

Varios oficiales subalternos ofrecieron opciones de escape, pero Cervera las rechazó para apoyar al Ejército Español en tierra que combatía por mantener el control de la ciudad. Mientras esto ocurría la entrada a la bahía fue bloqueada por la Armada de Estados Unidos.

El 2 de julio el Capitán General de la Isla, Ramón Blanco, ordenó que la flota de la Armada Española bajo el mando del almirante Cervera abandonara la bahía para que no cayera en manos de Estados Unidos.

Cervera cumplió las órdenes recibidas y navegó rumbo a sus adversarios a las 9 de la mañana del día 3 de julio de 1898. Tras el buque insignia, Infanta María Teresa, navegó toda la flota por el estrecho canal de la bahía santiaguera.

Torreta y cañón del Vizcaya / Wikipedia.org

Los buques salieron de uno en uno y en orden decreciente según el tamaño y potencia de fuego. Navegaron bajo la luz del sol y pegados a la costa. La Armada de Estados Unidos los esperó abriendo fuego.

El Vizcaya fue la segunda nave en abandonar el puerto y salir a morir. Sufrió el fuego americano duramente. Algunos historiadores aseguran que encajó 4 obuses de 203 mm, 9 de calibre medio y 12 de calibre ligero.

La embarcación fue encallada por su capitán, Antonio Eulate, en la costa de Aserradero, muy cerca de Santiago. Desde el buque USS Iowa, y como prisionero de guerra Eulate alzó la mano y mirando su nave encallada y envuelta en llamas para decir: "Adiós, Vizcaya".

Explosión del Vizcaya / Wikipedia.org

Ese día murieron en combate 1 marinero estadounidense y 343 españoles. Sin embargo, Cervera con su estrategia de navegar a plena luz y pegado a la costa logró salvar la vida de más de 1890 de sus soldados que se convirtieron en prisioneros de guerra.

Los viejos buques españoles carenaron y hasta hoy quedan como vestigios de la historia de Cuba, España y Estados Unidos. Del Vizcaya aún puede verse emerger del mar una de sus torretas con su cañón que apunta al infinito.

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

Gretchen Sánchez

Periodista en CiberCuba. Doctora en Ciencias por la Universidad de Alicante, España. Lic. en Estudios Socioculturales, Cuba.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985