Carnicería en Cuba (Imagen de archivo) Foto © CiberCuba

Gobierno excluye a casi el 70% de los cubanos de recibir libra de pollo extra

El Gobierno cubano excluyó al 68,90% de los cubanos de las minúsculas cantidades adicionales de pollo prometidas que han comenzado a distribuirse en algunas bodegas tras el anuncio de la semana pasada sobre entregas de alimentos extra a precios "no subsidiados porque el pueblo lo ha pedido", según la ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez.

El gobierno anunció que la libra de pollo extra se repartiría entre personas menores de 14 años y mayores de 65; dejando fuera a casi el 70% la población cubana, según cifras oficiales de 2018.

A pesar de que las autoridades de Comercio Interior han insistido en que es una prioridad que todos los productos de la canasta familiar normada se comercialicen desde principios de mes, no ha sido hasta casi concluir julio que han comenzado a repartirse dos libras de arroz y seis onzas de frijoles por consumidor, así como media libra de embutido para quienes se encuentran entre los 14 y 64 años.

Dicho de otra manera, en un escenario ampliamente marcado por la escasez de comida, el gobierno cubano ayuda a cada persona con arroz extra suficiente para unas tres comidas y frijoles negros, para una ingesta. Además, la cantidad de jamonada distribuida para jóvenes y adultos menores de 65 años equivale a la necesaria para echarle a un pan en una merienda. Poco más. 

Antes de finalizar el mes que corre, los niños de 0 a 13 años y los adultos mayores de 65 recibirán una libra de pollo adicional, algo así como una posta (un muslo con contramuslo) per cápita. Esa libra, al igual que las dos de arroz y las seis onzas de granos, serán repartidas igualmente en agosto. 

Mientas circulan las fotografías de estantes abarrotados con todo tipo de mercancías en las tiendas de MLC, las burlas en torno a la “benevolencia” del gobierno crecen en las redes sociales y las calles cubanas. Incluso más de un bodeguero ha afirmado que es absurdo ir a trabajar para dar algo tan insignificante como seis onzas de frijoles.

De acuerdo con lo que han informado los medios oficiales, la canasta correspondiente a agosto se empezará a comercializar en los últimos dos días de julio. No obstante, el café que toca en agosto, uno de los productos más codiciados de la libreta por quienes no pueden comprar el que se vende a altos precios en divisa, ya está dándose.

Cuando los alimentos se encarecen en el mercado negro del país y se hace más difícil el acceso a divisas extranjeras, el total de arroz y de frijoles dados por el Estado a cada cubano asciende ahora a nueve y una libras, respectivamente, algo que todavía no alcanza ni de cerca para cubrir la demanda mensual de una familia promedio.   

Desde la llegada del coronavirus al país en marzo pasado, la distribución de los productos otorgados por la libreta de abastecimiento ha sido más caótica que de costumbre. De esa forma, los consumidores han tenido que montarles guardia a bodegas y carnicerías para adivinar (o casi) cuando llega algo.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985