Playa de Guanabo (Foto de archivo) Foto © CiberCuba

“Parecía que las personas estaban locas”, trabajador de Guanabo describe la reapertura de las playas

Un trabajador de un hotel de Guanabo describió en sus redes sociales cómo fue la reapertura de las playas cuando el gobierno cubano decretó el pase de la ciudad a la Fase 3 de recuperación de la pandemia.

Heignar Solano García labora en la instalación turística Villa Lupe. Él asegura que tras varias semanas sin poder acceder a las playas, cuando se permitió nuevamente el baño a la población, se cometieron demasiados errores y descuidos.

“Cuando se dio la apertura aquí en la playa, ese día parecía que las personas estaban locas. Muchas personas llegaban aquí corriendo, en moto, en bicicleta, mujeres que se desnudaban y se bañaban, se bañaban con su ropa interior aquí en la playa. Era como si no hubieran conocido antes el mar, es como un niño cuando va a un lugar nuevo. Así era la masividad tan grande que hubo aquí en la playa cuando se hizo la apertura, en esta zona de aquí de La Conchita”, detalló en una publicación en el muro de Facebook de Naturaleza Secreta.

“El flujo era demasiado grande. Cuando venía el tren playero, usted miraba y veía una gran masa de personas y la gente venía mayormente sin la protección que tenían que usar para combatir esta epidemia. Era el deseo solamente de estar en la playa, veías a tanto hombres como mujeres tomando en el vaso todo el mundo; bueno, era un realengo”, añadió.

Solano García precisó que es su hotel se mantuvieron siempre las medidas de prevención establecidas por el Ministerio de Salud Pública: un pomo con desinfectante en cada puerta, la separación de mesas en el restaurante, la pesquisa a los huéspedes cuando entraban por primera vez…

Sin embargo, esa no era la actitud que veía en muchos vacacionistas.

“Nos apoyamos mucho en el cuerpo médico que tenemos, los criterios se escuchaban: ‘Si me enfermo voy para allá, si ya yo sé que al final me voy a salvar’. Y no pensamos en las secuelas que deja esta enfermedad”, precisó.

Ahora este cubano sufre cada vez que sus hijos le piden que los lleve a pasear y él no puede hacerlo.

“Me siento triste porque yo digo: ‘A lo mejor ya esta cosa va a parar; pero, al contrario, este rebrote viene con más fuerza y me siento asustado, me siento asustado”, repitió.

En su opinión, el gobierno se ha demorado mucho en volver a adoptar las disposiciones de cierre actuales.

“Desde finales de julio ya estas medidas debían haberse tomado, porque el mismo transporte, se dijo que iba ser limitado, la capacidad del ómnibus con las personas sentadas más 10 personas paradas. Los choferes sí lo hicieron, pero solo los tres primeros días. Los culpables somos nosotros mismos, somos los causantes de esto, nos indisciplinamos todos, se cometieron muchas indisciplinas, cada cual tiene que cargar con su culpa”, subrayó.

“Si nosotros como pueblo no tomamos disciplina, entonces las medidas que se tomen siempre van a ser por gusto. Yo le estoy pidiendo una conciencia doble a la población, guiarnos por lo que está estipulado para poder salir de esta cosa, porque esto es muerte, si no te mata el virus, te puede dejar secuelas. (…) Ustedes se han fijado que ahora en la calle no hay nadie, en todas las avenidas aquí en Guanabo no hay nadie, ¿por qué? Porque ahora se escucha el comentario: la cosa está mala, la cosa está mala y la cosa está mala…”, concluyó.

El pasado 9 de agosto las autoridades en La Habana decretaron el cierre del consejo popular Guanabo, del municipio Habana del Este, tras la detección de tres eventos de transmisión local de coronavirus que originaron un peligroso incremento del número de casos positivos de la enfermedad.

Un total de doce manzanas, donde residen al menos 15.000 personas, fueron cerradas. La situación más grave se presenta en las zonas del Emperador, Tarará y Villa Mégano.

Luis Antonio Tórres Iríbar, primer secretario del Partido Comunista en la provincia, ordenó reforzar la vigilancia para evitar la entrada de no residentes a Guanabo.

“Habrá gente que va a venir por las noches a hospedarse en una casa y tenemos que reforzar la vigilancia”, remarcó.

Archivado en:

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985