Mercado en la Habana (Imagen referencial) Foto © CiberCuba

Gobierno de La Habana dice que no hay restricciones para importar alimentos a la capital

El gobierno de La Habana anunció que no existen prohibiciones para que entren a la ciudad vehículos con alimentos a pesar de las medidas restrictivas aplicadas en la capital para controlar la situación epidemiológica provocada por el nuevo coronavirus y reconoció que en los últimos días hubo desabastecimiento de alimentos en mercados y puntos de venta.

En declaraciones a la prensa estatal de Cuba, Julio Martínez Roque, coordinador de los Programas de Alimentos del Gobierno de La Habana, aseguró que los productores o empresas de otros territorios pueden llevar sus productos a la urbe capitalina.

El funcionario explicó además que se aprobó flexibilizar  la entrada de estas mercancías a la capital después de las 19:00 horas, el momento que las autoridades decidieron establecer para que no haya movilidad en las calles de la capital.

El coordinador de los Programas de Alimentos del Gobierno de La Habana agregó que el déficit de producción en varias entidades, problemas organizativos, de control y la humedad en los suelos producto de las lluvias de los últimos meses son los responsables del desabastecimiento de alimentos que se ha reportado en días recientes en la capital, sumando la interpretación errónea de otras personas de que no se podía importar alimentos desde otros territorios.

Tampoco ha sido posible abastecer los más de mil 400 puntos de ventas porque Artemisa y Mayabeque no han cumplido con los planes de entrega de alimentos previstos, explicó.

“Estamos revisando los planes, así como los llamados a cooperativas y empresas de otros territorios”, dijo Martínez Roque.

Las declaraciones del funcionario en la Mesa Redonda de este viernes ocurren en medio de una crisis sanitaria sin precedentes, que agudizó la crisis económica, social y alimentaria del país.

La Habana, que desde el 1 de septiembre comenzó a aplicar un estricto plan de control y sanciones para intentar controlar la pandemia, se encuentra sumida en un desabastecimiento alimenticio que genera preocupación e incertidumbre en la población. Teniendo en cuenta que no hay indicios de recuperación, se decidió extender las medidas hasta el 30 de este mes.

No se trata solo del racionamiento de alimentos en tiendas y mercados, sino de la ausencia total de ellos.

“Nos estamos muriendo de hambre”, dijeron varias mujeres esta semana en la vía pública de Arroyo Naranjo, quienes exigieron a las autoridades alimentos para la población.

“En la televisión dicen que a la gente que están aisladas por el COVID se les tiene que llevar aseo, se les tiene que llevar módulos y les tienen que dar buenas atenciones, y aquí no viene nadie”, dijo una de las manifestantes.

En La habana, al cierre de este informe, se registraban un total de 2 mil 756 diagnósticos positivos de COVID-19. El territorio tiene nueve eventos de transmisión local activos y solo en los últimos siete días han sido diagnosticados 141 personas. La Lisa, Arroyo Naranjo y Habana del Este son los tres municipios de la capital con mayor acumulados de casos, según los datos oficiales del Ministerio de Salud Pública.

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

Lázaro Javier Chirino

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Estudios Socioculturales por Universidad de la Isla de la Juventud. Presentador y periodista en radio y televisión

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985