Albergues de trabajadores santiagueros en Guanabo. Foto © CiberCuba

Santiagueros que trabajan para constructora Uneca, amenazados con desalojo en La Habana

La Unión de Empresas Constructoras Caribe (Uneca) quiere desalojar a 35 trabajadores de la construcción, procedentes de Santiago de Cuba, que llevan entre 14 y 20 años albergados en locales de Santa María Loma, en Guanabo (Habana del Este).

Uno de esos obreros ha explicado a CiberCuba que la dirección de Uneca, compañía para la que trabajan, les ha anunciado que los trasladará en cuestión de días a un albergue en Pedro Pi, un poblado del Consejo Tapaste, en San José de las Lajas (Mayabeque).

Desde Uneca, empresa cubana con sede en 7ma y 41, en Playa, que se dedica a prestar servicios de construcción en el mercado internacional, les han dicho a los trabajadores albergados en Santa María Loma que van a "reagruparlos en un campamento en Pedro Pi", pero los obreros desconfían al considerar que con el desalojo, pierden sus casas. Esto ya lo han vivido en otra ocasión. Hace unos años les dijeron lo mismo, después de construir la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI).

Albergues en Santa María Loma. Foto: CiberCuba

En aquel momento, comenta el obrero que ha contactado a CiberCuba, vivían en un campamento y al terminar las obras pidieron a Uneca que les aprobara el cambio de uso de los locales donde habían permanecido durante el tiempo que duraron los trabajos. Querían regularizarlos como vivienda, pero la Administración decidió sacarlos de allí. Enviaron cartas a todas partes y nadie les contestó.

Muchos trabajadores salieron de esas casas y a los que se quedaron, la empresa les dio de baja. Hoy en esa zona viven unas 500 personas que él considera que lo merecen menos que los constructores que levantaron la UCI.

Los obreros viven en estas casas desde hace 20 años. Foto: CiberCuba

Ahora, en su opinión, Uneca está repitiendo la misma fórmula con los trabajadores que viven en Santa María Loma. Ante las exigencias de los obreros que piden el cambio de uso de los locales donde residen, este lunes 14 de septiembre, la empresa les retiró el almuerzo.

Los trabajadores consideran que los entre 14 y 20 años que llevan conviviendo con sus familias en esos locales, merecen que les autoricen a su legalización como viviendas.

Campamento de obreros de la construcción, procedentes de Santiago de Cuba, en Santa María Loma. Foto: CiberCuba

Además, aclaran que sólo viajan a Santiago de Cuba un mes al año, por tanto viven los otros 11 meses en Santa María Loma. "Antes íbamos cada tres meses pero luego nos pusieron los descansos cada cinco meses y medio", aclara.

Este obrero se queja también de que ninguno de los jefes de brigada que han tenido ha defendido que los trabajadores puedan quedarse con alguna de las casas que han construido. "Yo creo que no es justo. A lo mejor no todos las merecemos, pero muchos de nosotros, sí".

Así viven los obreros que quieren trasladar de Santa María Loma a Pedro Pi, en Mayabeque. Foto: CiberCuba

Ahora, él  y varios de sus compañeros han tomado la decisión de no marcharse del lugar que ha sido su casa durante casi 20 años. "Decidimos quedarnos en este campamento y seremos moradores ilegales como todos lo que viven alrededor, que son como 1000 o más personas. Ya nos dijeron que nos darán la baja de la empresa. Pedro Pi está en una zona rural muy distante de la ciudad cercana a la autopista nacional. No sabemos por qué quieren sacarnos de aquí, pero la empresa dice que es para unificarnos. Así pasó en el otro campamento: nos sacaron de ahí y hoy viven otros que no se lo merecen".

CiberCuba se puso en contacto con Uneca a través de su página de Facebook pero en el momento de la publicación de este artículo no había recibido respuesta.

Construcción de viviendas en Cuba

A finales de 2016, el propio Gobierno de Cuba reconoció un déficit superior a 880 000 viviendas en todo el país, donde existen 3,8 millones de hogares. Se trata de un fondo habitacional, por lo general, deteriorado y con problemas "críticos" en ciudades como La Habana y Santiago de Cuba.

Ese año La Habana tenía un déficit de 206.000 viviendas, pero estas cifras aumentaron tras el paso del huracán Irma por la Isla, que en septiembre de 2017 dejó daños en 153.000 casas.

La situación no mejoró y en 2019 La Habana sufrió el tornado que devastó municipios como Regla, Guanabacoa o Diez de Octubre, dejando afectaciones en 8.319 viviendas (de ellas 1.068 derrumbes totales).

Según el informe Construcción en Cuba, publicado en 2019 por la Oficina Nacional de Estadística e Información de Cuba (ONEI), ese año el sector estatal terminó 15 491 viviendas, algo menos que en 2018 cuando se finalizaron 15 899. Por su parte, los cubanos, con sus propios esfuerzos acabaron 29 075 casas, casi el doble que un año antes cuando esta cifra echó el freno en 14 538.

A finales de mayo de este año 2020, el ministro cubano de la Construcción, René Mesa Villafaña, aseguró en la Mesa Redonda que en la Isla hay 122 072 viviendas con piso de tierra y 9611 cuarterías contabilizadas.

Archivado en:

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985