La jueza Amy Coney Barrett Foto © Notre Dame University website

Trump descarta a jueza cubanoamericana y nomina a Amy Coney Barrett para el Tribunal Supremo

El presidente Donald Trump planea designar este sábado a la jueza ultraconservadora Amy Coney Barrett (Nueva Orleans, 1972) para sustituir la vacante dejada por por la muerte de Ruth Bader Ginsburg en el Tribunal Supremo de Estados Unidos, adelantaron varios medios de prensa.

Trump, buscando mantener el suspenso, les dijo a reporteros el viernes por la noche que había tomado su decisión, pero no reveló el nombre. Sin embargo, varios medios filtraron la decisión final. El mandatario oficializará su decisión en una ceremonia en la Casa Blanca hoy a las 5 PM (hora del Este local).

Coney Barrett, juez en el séptimo circuito en la Corte de Apelaciones, ya sonó fuerte para reemplazar a Antonin Scalia, fallecido en febrero de 2016, y con quien ella había trabajado. Trump, elegido en noviembre de ese año, prefirió designar al nuevo juez, Neil M. Gorsuch.

De los cinco jueces que estaban en la lista que estudió Trump, en la que figuraba la cubanoamericana Barbara Lagoa, con grandes simpatías en la Florida por su papel en el caso del llamado "niño balsero" Elián González, el presidente solo se vio personalmente con Amy Coney Barnett, según desveló The New York Times.

Trump coincide con Coney Barnett en su visión del aborto, la reforma sanitaria, la posesión de armas o la migración.

Barrett está casada con otro jurista, Jesse Barrett, exfiscal que ahora trabaja en el sector privado, es madre de siete hijos, dos adoptados de Haití y uno con síndrome de Down. Todos son menores de 20 años.

Como el juez Scalia, todo un referente para los magistrados conservadores, Coney Barrett es del llamado sector "originalista". Es decir, entiende la Constitución en sus términos originales, no la interpreta en términos de la actualidad, como hacen los más progresistas. Se atiene a la letra de la ley, más que a su espíritu.

La designación contenta a los más conservadores entre los seguidores de Trump, así como a los más religiosos. Los demócratas, por su parte, aseguran que está en peligro la ley Roe vs Wade, por la que se legalizó el aborto en 1973.

En un discurso a los licenciados en la Escuela de Leyes Notre Dame, en Indiana, donde dio clases durante 15 años, Coney Barret dijo: "Si tenéis en mente que vuestro propósito en la vida no es ser un abogado, sino amar y servir a Dios, realmente seréis unos abogados muy diferentes".

La jueza puede ser confirmada por los republicanos del Senado, pero tendrían que hacerlo antes del 20 de enero de 2021, en previsión de que pudiera darse un vuelco electoral y Joe Biden ganara la Presidencia. En ese caso correspondería al líder demócrata designar al sucesor de la juez Ginsburg, si bien el Senado tendría que ratificar el nombramiento.

En caso de ser confirmada, como parece previsible, la jueza Barrett será la quinta mujer que desempeña su función en el Tribunal Supremo. A sus 48 años, sería la más joven de la Corte actual.

Una mayoría de los estadounidenses preferirían que fuera el vencedor en las próximas elecciones, quien eligiera al sucesor de Ruth Bader Ginsburg.. Un 57% cree que habría que hacerlo después del 3-N y un 38% apoya que Trump lo haga ahora, según un sondeo de ABC News y The Washington Post, divulgado este viernes.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985