Biden y Trump Foto © Screenshots

Dos recientes encuestas nacionales dan sólida ventaja a Biden sobre Trump

Dos recientes encuestas nacionales difundidas este domingo muestran una sólida ventaja del candidato demócrata Joe Biden sobre el presidente republicano Donald Trump en la preferencia de los votantes norteamericanos para las próximas elecciones del 3 de noviembre.

Un sondeo de The Washington Post y ABC News arroja una ventaja de 10 puntos porcentuales del demócrata sobre el republicano (53%-43%), mientras que en una encuesta de The New York Times y Siena College, Biden saca ocho puntos por encima de su rival (49%-41%). 

La ventaja de Biden sobre Trump ha sido consistente durante los últimos meses: la mantuvo desde las encuestas "cara a cara" que se hicieron en el proceso de nominación demócrata del 2019, hasta esta última semana.

Las circunstancias del país no parecen estar a favor del actual presidente. El coronavirus y las medidas de cuarentena asociadas a la pandemia, los disturbios provocados por la violencia y el racismo policíal, los recientes incendios forestales y huracanes, la muerte de la jueza del Supremo Ruth Bader Ginsberg (y el anuncio de su reemplazo, la jueza conservadora Amy Coney Barrett), más el último "escándalo de octubre" sobre los impuestos de Trump parecen inclinar la balanza hacia un reemplazo presidencial.

Es importante recordar que estas encuestas no predicen, sólo indican lo que un grupo de estadounidenses, ya sean votantes registrados o probables, está pensando en un momento particular. Pero también vale la pena señalar que el actual liderazgo de Biden en los sondeos proviene de varios distritos electorales fundamentales, incluidos los ancianos estadounidenses y los graduados universitarios blancos.

Por ejemplo, según la encuesta de Washington Post / ABC News, los votantes moderados favorecen a Biden por un margen de 47 puntos porcentuales en comparación con el margen de 12 puntos porcentuales de Hillary Clinton en las encuestas a pie de urna en 2016. Las mujeres con voto independiente favorecen a Biden por un margen de 57 puntos, en comparación con los 4 puntos de Clinton hace cuatro años. Las mujeres blancas, un grupo que Trump ganó por 9 puntos en 2016, ahora favorecen a Biden por un margen de 15 puntos.

Todos estos grupos son clave para una victoria electoral: las personas mayores se encuentran entre los votantes más confiables de Estados Unidos, al igual que las mujeres blancas. Un cambio en cualquiera de estos grupos, particularmente en estados indecisos con grandes poblaciones de votantes mayores, como Florida y Texas, podría ayudar a moldear los resultados finales de las elecciones.

Trump, mientras tanto, se ha aferrado a la mayoría de sus partidarios de 2016: el 91 por ciento de los posibles votantes de 2020 que votaron por él hace cuatro años planean hacerlo nuevamente. Y lo que es más importante, Trump ahora cuenta con el apoyo del 87 por ciento de los votantes que se consideran conservadores, más que el 82 por ciento de los votantes conservadores que apoyaron a Mitt Romney en 2012 (o a Reagan en 1984) y del 84 por ciento de los votantes conservadores que apoyaron a George. W. Bush en 2004.

Este martes se celebrará el primero de los tres debates televisivos entre ambos candidatos por la carrera hacia la Casa Blanca. Aunque encuesta sonríen al candidato demócrata, en las filas de su partido prefieren mantener la cautela y recuerdan lo sucedido en 2016, cuando las empresas demoscópicas daban una clara ventaja a Hillary Clinton quien, sin embargo, se quedo sin la presidencia.

En 2016, los sondeos nacionales captaron el nivel de aprobación y descontento con los candidatos, pero no sucedió lo mismo con los sondeos en algunos estados clave. Por ejemplo, tanto en Wisconsin como en Michigan y Pensilvania, Clinton iba por delante de Trump, pero finalmente la demócrata perdió en esos tres estados. El magnate republicano, además, ganó en Florida y Ohio, dos estados clave, conocidos como swing states o estados bisagra, lo que terminó por servir en bandeja la presidencia al empresario.

Cabe recordar que el ganador de la presidencia en Estados Unidos no es quien más votos populares cosecha en las urnas sino el que suma más delegados (en total son 538) en los llamados colegios electorales correspondientes a los cincuenta estados de la Unión más el distrito de la capital federal.

El reparto de delegados se calcula en proporción a la población de cada estado población y a la cantidad de congresistas que lo representan (tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado). Además, la fórmula americana otorga todos los delegados de un mismo estado al candidato que obtiene más votos, es decir, “el ganador se lleva todo”.

Los estrategas del Partido Demócrata tienen muy en cuenta la posibilidad del voto oculto y también de los indecisos. En 2016 muchos votantes que dijeron en las encuestas que iban a votar por Clinton acabaron haciéndole por Trump.

Lo que sí resulta indudables es que el interés en las elecciones de este año ha subido a niveles casi récord, con casi 6 de cada 10 votantes registrados diciendo que sigue los comicios “muy de cerca”, un número más alto que cualquier otra elección presidencial en este momento del ciclo que se remonta al 2000, según The Washington Post. En la actualidad, el 89 por ciento de los votantes registrados aseguran que votarán el 3 de noviembre, frente al 83 por ciento en 2016.

Las últimas encuestas por estado están muy ajustadas en Florida y Arizona, mientras que las de la semana anterior situaban a Biden con una ligera ventaja en Wisconsin y una gran ventaja en Minnesota. En Arizona, donde Trump venció en 2016, está apenas un punto por delante entre los votantes probables.

El mismo sondeo del Washington Post señala que el entusiasmo entre los partidarios de Trump es mayor que entre los partidarios de Biden, un patrón que se ha mantenido a lo largo de este año electoral. Entre los votantes registrados, el 65 por ciento de los apoyan al presidente reconocen que están muy entusiasmados con ese apoyo. Entre los que respaldan a Biden, sólo el 47 por ciento de los votantes registrados dicen estar muy entusiasmados con el demócrata.

Se espera que el debate del martes defina estos números y polarice aún más la contienda.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985