Alexander Raúl Pupo Casas Foto © Alexander Raúl Pupo Casas/Facebook

Médico cubano Alexander Pupo renuncia a su trabajo en hospital de Las Tunas

El médico cubano Alexander Pupo Casas renunció a su puesto de trabajo en el Hospital provincial Ernesto Che Guevara, de Las Tunas, luego de recibir amenazas tras exponer abiertamente sus ideas sobre la realidad del país. 

"Decido en el día de hoy entregar mi carta de renuncia a ese centro, dejando muy buenos amigos en mis compañeros de trabajo, en mis pacientes y en algunas personas decentes que siempre se me acercaron para brindarme su apoyo (incluso directivos). Dejo los servicios médicos en Las Tunas, pero no la medicina", sostuvo.

Pupo Casas denunció en la red social Facebook que este lunes la comisión de ética del hospital falló en su contra.

"No me sorprendió la decisión, lo que más lo hizo fue el descaro de la persona que me leyó el documento diciéndome que ellos no me sancionan, que ellos solo emiten su juicio y que era competencia de otros el dictamen final. Persona que estuvo en mi entrevista, y que no tuvo argumentos de ningún tipo para formular dicha acusación. Pero claro, todo lo harían para conservar su puesto de trabajo, incluso vender su alma al diablo", sostuvo.

El médico holguinero de 30 años dijo que esperaba haber sido bastante claro en su exposición, cuando les habló sobre lo que significa para él ser un buen médico.

"Y es que la medicina debe sentirse más allá de toda política sucia, más que amar a una ideología. Un médico decente ama su profesión por encima de todo, lucha por mejorar la calidad de sus servicios sin pausa y da lo mejor de sí a cada paciente. Ellos, desgraciadamente en ese hospital no lo entienden", indicó.

"Yo seguiré sin pausa trabajando por mejorar como médico y como persona. Seguiré cosechando amigos, pues si de algo me ha servido toda esta dura experiencia, es para saber que quien tiene amigos ya ganó, ya lo tiene todo, ya es millonario. Ellos perdieron al médico, yo gané mi dignidad. Estaré a la espera, y brindaré mis servicios algún día en cualquier hospital que solicite mi ayuda, pero sin imponerme un pensamiento político o una ideología en la que no crea. Y claro que sí, seguiré publicando todo lo que pienso, seguiré siendo la espina en la sopa del opresor, seguiré siendo la piedra en el zapato roto de la mentira. Una vez más, este mensaje va para todos mis compañeros que piensan como yo. "LA REVOLUCIÓN SOMOS NOSOTROS", agregó.

El médico había compartido en Internet ideas políticas sobre la situación de pobreza y escasez que padece la población en Cuba, y los privilegios de los que goza la clase dirigente.

A raíz de sus declaraciones, el médico comenzó a ser amenazado con su expulsión.

“Solamente por pensar distinto no se debe expulsar a una persona de su trabajo; yo pienso que ser comunista no es una condición indispensable para ser buen médico”, había dicho.

A pesar de esta situación, el joven médico dijo que “no creer en el comunismo” no lo hace un mal médico.

“Tener una visión política distinta no me convierte en una mala persona ni por eso se puede medir mi desempeño profesional”, sostuvo.

“No comparto el comunismo pero no soy mal médico, nunca he tenido una queja de un paciente”, agregó.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985