Huesos y pellejos de cerdo en la carnicería La Estrella Foto © Facebook/ Todos somos Placetas 

Carnicería estatal en Cuba solo oferta huesos y pellejo de cerdo

Una carnicería de Cuba está vendiendo a sus clientes, como única oferta, huesos y pellejo de cerdo.

Una foto publicada en Internet muestra la “propuesta” de la carnicería La Estrella, ubicada en el municipio Placetas, en Villa Clara, la cual solo exhibe en su viejo mostrador unos huesos de puerco en los que ni por asomo se divisa la carne, y una caja plástica de la que cuelgan unos largas tiras de piel del animal.

Captura de post de Facebook/ Todos somos Placetas 

La imagen la subió un miembro del grupo de Facebook denominado ‘Todos somos Placetas’, dedicado a compartir información, fotos e historias del territorio villaclareño.

“29 de septiembre 2020. Tienda La Estrella, carretera Zulueta, después del Cupet El Milagro. Esta tarde, hueso y pellejo de puerco no más”, describió el autor del post.

La publicación ha provocado muchos comentarios en los que abundan las críticas, con mezcla de indignación e ironía. La mayoría se pregunta a dónde fue a parar la carne de los animales cuyos restos se venden en el local.

“Qué pena. Pobrecita nuestra gente, las masas ya sabemos quién se las comió”, “Seguro que Trump se comió la carne y les dejó eso, qué malo es con ese bloqueo”, “Esos animales seguro no tenían carne”, “Se la comieron los gatos” y “El imperio cruel y salvaje se llevó la carne porque allá no había”, fueron algunas de las expresiones de los internautas.

“Qué triste la vida de los cubanos”, escribió una mujer, a quien otra le respondió: “Sí, bien triste y hambrienta también”.

A finales de agosto un trabajador privado contactó con CiberCuba para denunciar la mala calidad de las dos libras de carne de res que el gobierno le vendió, mediante la libreta de abastecimiento, a su esposa, que está embarazada.

“Esa carne es un asco. Es puro pellejo y cebo. Al ver esto me dio indignación con un gobierno que tanto dice apoyar a las mujeres embarazadas”, relató vía WhatsApp con una imagen del producto.

La esposa del cuentapropista, con seis meses de embarazo, no había recibido ninguna de las dos libras de pollo que le correspondían cada mes. En todo ese tiempo solo pudo comprar viandas y dos envíos de carne de res “de dieta” de baja calidad.

“La leche en polvo le toca una vez al mes, pero en agosto no ha llegado (a la bodega). Realmente lo que le da el comunismo a ella es una vergüenza. Su principal alimentación se la busco yo, arriesgándome a que me metan preso. Todo lo que consigo es ilegal en la calle. Muchas cosas de mi trabajo son del mercado negro y la policía está como perro lobo”, agregó.

Con frecuencia los cubanos denuncian en Internet la baja calidad de los alimentos que el Gobierno vende a los consumidores mediante la libreta de abastecimiento. En julio Emma Gronlier Blanco, residente en La Habana, cuestionó el estado del picadillo de soya, el cual mostraba un color verdoso y tenía una fetidez insoportable, según reveló en entrevista concedida a Cubanet.

“El que se coma esto va a parar en el hospital, pero a la mayoría de los cubanos no les importa eso, pues no tienen más opciones. En Cuba no hay nada, estamos pasando tremenda hambre”, subrayó.

“Yo no puedo comerme esto, díganme a dónde tengo que ir con este picadillo (a quejarme), porque yo soy madre de una familia y tengo dos niñas chiquitas (que alimentar)”, agregó.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985