Acto de repudio en San Isidro y Carolina de la Torre Molina Foto © Facebook / Irina Serra y Carolina de la Torre

Madre de alta funcionaria del MINREX critica actos de repudio contra opositores en Cuba

La psicóloga Carolina de la Torre Molina, madre de la subdirectora del departamento para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Johana Tablada de la Torre, criticó este lunes el mitin de repudio contra los integrantes del Movimiento San Isidro, organizado por la Seguridad del Estado cubana.

"Si algún día alguien me ve en un acto de repudio, gritando e insultando a jóvenes que se quieran pacíficamente expresar, ni lo piensen: me amarran, me repudian de vuelta o me llevan a un hospital mental porque estaré fuera de mí", escribió De la Torre en su muro de Facebook.

"P.D.: Quiero bienestar para mi país, no simpatizo nada con la derecha ni con Trump, he empeñado mi vida trabajando aquí [en Cuba] y ni siquiera estoy de acuerdo con todas y cada una de las ideas de los que piensan diferente al gobierno, pero quisiera saber que se pueden expresar", agregó.

De la Torre Molina, nacida en Matanzas en 1947, es una de las psicólogas más respetadas de la isla. Se graduó y terminó su doctorado en Psicología en la Universidad Lomonosov de Moscú en 1982.

Es autora de varios libros, entre los que destacan Psicología latinoamericana: entre la dependencia y la identidad, que fue premiado por la Academia de Ciencias de Cuba en 1996, y Las identidades: una mirada desde la psicología, que obtuvo en 2002 el Premio Nacional de la Crítica y el Premio Catauro Cubano que otorga la Fundación Fernando Ortiz al mejor libro del año.

Además de su destacada carrera profesional como profesora universitaria, investigadora y ensayista, De la Torre Molina fue guionista y directora del documental El Accidente, seleccionado como mejor guion, mejor documental y premio especial de la EICTV en el Festival Nacional de Video (2011).

En los últimos años se ha dedicado a la búsqueda de testimonios y al estudio de la vida y obra de su hermano Benjamín, quien se suicidó en 1968 después de haber quedado marcado por las tristes experiencias homofóbicas de las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP). Su historia aparece recogida en el libro Benjamín. Cuando morir es más sensato que esperar, publicado por la editorial Verbum en 2018.

En la actualidad, además de su labor como psicóloga clínica, es miembro del Tribunal Nacional de Categorías Científicas del Ministerio de Cultura y miembro de honor del Tribunal Nacional de Grados Científicos en Psicología.

Su publicación de Facebook propició numerosos comentarios, en su mayoría apoyando su crítica a los mítines de repudio. El exdiplomático del régimen cubano, Carlos Alzugaray, coincidió con ella en que con esos actos el gobierno ofrece una imagen de intolerancia.

Otros comentaristas, como el Director de la oficina y representante de la UNESCO en Guatemala, Julio Carranza, prefirieron criticar los mítines de repudio de los años 80, pero también distinguirlos de los actuales: "Hoy hay situaciones distintas donde personas organizadas y pagadas desde el exterior salen a darle actos de repudio a la Revolución o a mancillar bustos de Martí, etc., esos necesitan respuestas adecuadas, hay importantes matices diferentes", aseguró Carranza, nacido en Cuba y con una larga hoja de servicios al castrismo.

Tras los comentarios de distinto signo ideológico, De la Torre Molina reiteró sus críticas y defendió el derecho al debate sin cortapisas.

"No sé si lamentar que otros temas hayan salido a relucir; creo que no. Al fin y al cabo es lo que trato de defender: el derecho a debatir, y estoy lejos de creer que tengo la verdad. Entiendo algunas preocupaciones. La policía evitará los atentados a los símbolos patrios, otros vigilarán a terroristas, etc. Habrá mucho que pensar y hacer menos enfrentar brigadas no espontáneas a ofender o impedir el movimiento o las palabras de los demás. Me siento un poco tranquila al negarme a hacer cosas que más tarde se reconocieron como 'error'. Entre las opiniones de todos, aquí y en otros muros, encontraremos el camino más digno para el país. Seguro que las brigadas de ACCIÓN RÁPIDA o las parecidas no serán", escribió.

A sus 73 años, De la Torre Molina parece mucho más abierta de mente y democrática que su hija Johana, cuyas declaraciones diplomáticas y publicaciones en redes sociales son de enfático apoyo a todos los pronunciamientos ideológicos oficiales.

En noviembre del año pasado, la funcionaria incluso justificó la represión en la isla contra periodistas independientes en base a los supuestos fondos que estos reciben de gobiernos extranjeros para hacer su trabajo.

Hace meses, Tablada también fue objeto de burla en Twitter al mostrar su desconocimiento de Matemáticas elementales, en una referencia a la financiación de las elecciones norteamericanas.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985