Buque petrolero venezolano Nabarima Foto © YouTube / Gary Aboud

Buque venezolano con 1.3 millones de barriles de crudo podría hundirse en el Caribe

El Nabarima, un petrolero operado por la estatal venezolana Petróleos de Venezuela (PDVSA), corre el riesgo de hundirse con 1,3 millones de barriles de crudo en su interior y provocar un desastre medioambiental de grandes proporciones en el Caribe, entre las costas de Venezuela y Trinidad y Tobago.

Ante la emergencia, los legisladores de la Asamblea Nacional pidieron al gobierno venezolano que descargue urgentemente todo el petróleo a bordo del Nabarima para evitar un derrame, según reporta NBC News.

Oficialmente se desconoce lo que ha sucedido con el buque, pero las imágenes que han trascendido lo muestran escorado a estribor en un ángulo entre 5 y 25 grados, según las opiniones de quienes las han visto. Tanto PDVSA como las autoridades venezolanas no ofrecen información sobre lo que sucede y mantienen que el barco es seguro.

Ante la opacidad, crece la preocupación por un posible vertido de los millones de barriles de petróleo que se almacenan en el interior del navío que, por su ubicación, podría causar una catástrofe ecológica en un mar de aguas turquesas y playas vírgenes.

En opinión de activistas ambientales y políticos, las imágenes muestran que el Nabarima se está inclinando a un ritmo mayor. La alarma es comprensible si se compara la cantidad de crudo que almacena el buque venezolano, superior en más de 5 veces a la cantidad vertida por el Exxon Valdéz tras encallar en las costas de Alaska.

El Nabarima es un navío de 264 metros de eslora (largo) que se cree está casi lleno. El buque se utilizaba como plataforma estacionaria anclada en el Golfo de Paria con el objetivo de ayudar a sortear las trabas de Estados Unidos a la exportación de petróleo venezolano. Luego del desplome en la demanda de energía a nivel mundial, por el coronavirus, el buque ha quedado inactivo.

Construido en 2005 por la surcoreana Samsung para ConocoPhillips, el buque de doble casco es un ejemplo de la corrupción y malas gestiones del chavismo que han llevado a la quiebra a la industria petrolera, que por décadas brindó prosperidad al país, según los expertos críticos con el régimen.

Eudis Girot, director de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela y crítico con las políticas del gobierno bolivariano, ha iniciado una campaña para que el presidente Nicolás Maduro preste atención a la situación.

“Invito al presidente de la República a que se monte en un helicóptero, que vaya hasta el Nabarima, que haga él mismo una inspección”, dijo Girot en un video publicado en internet. En su cuenta de Twitter también publicó tres fotografías de lo que asegura es la sala de máquinas del buque inundada.

En su tuit, del 30 de agosto, afirmaba: “Se hunde el Nabarima… es una plataforma de almacenamiento tiene 1.300.000 barriles de petróleo a bordo a punto de derramarse y causar una terrible catástrofe mundial desde golfo de Paria y el Caribe. Condiciones paupérrimas y profundo deterioro. Cubierta inferior y equipos a 3 metros bajo agua”.

La situación de este carguero es conocida desde agosto, pero las autoridades venezolanas se niegan a reconocer la emergencia. Según Reuters, PDVSA ahora planea descargar parte del crudo a bordo a través de una transferencia de barco a barco (STS, por su sigla en inglés) que involucra al Icaro, un barco Aframax de su flota. También se espera que la barcaza Inmaculada, con bandera venezolana, participe en la operación STS.

Por su parte, la petrolera italiana ENI, que opera la empresa conjunta Petrosucre como socio minoritario con PDVSA, indicó en un comunicado que actualmente no existe riesgo de un derrame petrolero. El buque se encuentra “estable” y trabaja con PDVSA para descargar el petróleo del Nabarima, dijo ENI.

En contraste con estas declaraciones, el grupo ambientalista de Trinidad y Tobago Fishermen and Friends of the Sea, que representa a 50.000 personas en la industria pesquera local, ha pedido que se declare una emergencia nacional. El grupo, a través del activista Gary Aboud, navegó en una pequeña embarcación hasta el buque y consiguió grabar imágenes que muestran al Nabarima inclinado y suspendido por cadenas de ancla. "Si algo sucede, si tenemos mal tiempo, hay una serie de circunstancias que podrían causar que la embarcación se inunde, y entonces no tenemos ningún recurso", manifestó Aboud.

A día de hoy, Venezuela percibe menos del 1% de los miles de millones de dólares que obtenía en sus tiempos de gloria con los precios del petróleo disparados. El Propio Maduro ha tenido que reconocer que Caracas ha dejado de percibir 65.000 millones de dólares desde 2014 y que su economía un 90% más pequeña que hace siete años.

 

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985