Reunión de Rendición de Cuentas, en una imagen de archivo. Foto © Trabajadores

Gobierno de Cuba suspende reuniones de rendición de cuenta en los barrios por el coronavirus

El Consejo de Estado decidió este miércoles suspender en Cuba, durante lo que queda de año, las reuniones de Rendición de Cuentas de los delegados de la Asamblea del Poder Popular ante sus electores por el coronavirus.

Según informa el diario oficialista Granma, la suspensión obedece a tres motivos: "A la situación higiénico-sanitaria del país; a los efectos de la pandemia de la COVID-19 y al impacto que ello ha tenido en la economía".

De esta forma, el Gobierno sustituirá "este importante proceso de participación democrática de nuestro pueblo" por acciones que supuestamente llevarán a cabo las Asambleas Municipales del Poder Popular. Entre ellas, citan los habituales despachos de los delegados y se comprometen a aumentar el intercambio con la población, a reforzar el trabajo comunitario y a "prestar la debida atención a los planteamientos pendientes de solución", entre otras actividades indeterminadas que el rotativo oficialista no desveló.

Desde el Consejo de Estado piden asimismo a las administraciones locales que tomen las medidas que entiendan pertinentes para "lograr con su gestión una mayor satisfacción en la población".

La suspensión de las reuniones de Rendición de Cuentas en todo el país durante lo que queda de año es la decisión más importante tomada por el Consejo de Estado, que es el órgano de la Asamblea Nacional del Poder Popular que la representa entre uno y otro período de sesiones y que además ejecuta los acuerdos de ésta.

Hay que destacar que el Consejo de Estado no es un órgano independiente. En Cuba el presidente, vicepresidente y secretario del Parlamento ejercen estos mismos cargos en el Consejo de Estado, que es el que adopta decretos ley. Estos deben ser ratificados por la Asamblea Nacional que dirigen ellos mismos.

En 2019 los electores cubanos tuvieron la oportunidad de plantear los problemas que más les preocupaban en sus barrios en las 68 652 asambleas del segundo Proceso de Rendición de Cuentas que se celebraron en todo el país entre el 1ro de octubre y el 30 de noviembre. En esas convocatorias, según las estadísticas difundidas por el portal oficialista Cubadebate, se hicieron 195 000 planteamientos. A 104 mil de ellos se les prometió solución y al resto (91 mil) no se les dio respuesta por lo que previsiblemente quedaban pendientes de estudiar y solucionar en este ejercicio.

En ese momento anterior a la crisis COVID-19 y las largas colas provocadas por la escasez que vive todo el país, los problemas más comunes planteados por los vecinos eran la reparación de caminos, calles, carreteras y aceras; la recogida de basuras y los vertederos ilegales, la mejora del alumbrado público, la reparación de salideros y los charcos en la vía pública; el suministro de agua y el aumento de las líneas telefónicas.

Para hacer balance de la importancia de las asambleas de Rendición de Cuentas, el año pasado la vicepresidenta del Parlamento y del Consejo de Estado, Ana María Mari Machado, destacó que las convocatorias de reuniones eran vitales porque "evitan que se acumulen y agraven problemas". 

En este sentido Míriam Brito Saroca, la presidenta de la Comisión Permanente de Trabajo de Atención a Órganos Locales, resaltó que cuando no se producen estas reuniones de Rendición de Cuenta y no hay una participación activa del pueblo "no logramos que el sistema responda a su propio nombre, Poder Popular".

Las asambleas de Rendición de Cuentas empezaron como un experimento en Matanzas en 1974 y dos años después se extendieron a todo el país como parte del sistema político.

La suspensión de las Asambleas de Rendición de Cuentas coincide con el fin del confinamiento, la reapertura de aeropuertos internacionales y la reactivación del transporte interprovincial en la Isla.

Otros temas tratados en el Consejo de Estado

El Consejo de  Estado también anunció ayer que el próximo 28 de octubre se debatirán en el Parlamento cubano cuatro proyectos de ley que éste previsiblemente ratificará: las leyes del Servicio Exterior; de revocación de los elegidos a los órganos del Poder Popular; de Organización y Funcionamiento del Consejo de Ministros y del presidente y vicepresidente de la República.

Asimismo, se aprobó ayer el Reglamento de Funcionamiento de las Oficinas Auxiliares de la Asamblea Nacional del Poder Popular y el Consejo de Estado y analizó solicitudes hechas por las Asambleas Municipales de profesionalizar a los presidentes de comisiones permanentes de trabajo, especialmente aquellos de los que depende el control de entidades de subordinación municipal y la implementación de políticas que supuestamente benefician a la población.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985