Jorge Luis Argudín, asesinado el 27 de agosto en Cabañas, Mariel. Foto © Cortesía para CiberCuba

Conmoción en Cabañas por arresto de supuestos sospechosos del asesinato de Jorge Luis Argudín

En Cabañas, un pequeño pueblo del municipio de Mariel, en la provincia de Artemisa, no se habla de otra cosa. Un cubanoamericano que estaba en libertad condicional tras ser encarcelado en Cuba por traficar personas en lancha, supuestamente está entre los primeros interrogados en relación con el asesinato de Jorge Luis Argudín, el pasado 27 de agosto, según ha informado a CiberCuba un amigo cercano de la víctima.

Sin embargo, familiares del arrestado aseguran que la detención estaría relacionada con una presunta salida ilegal hacia los Estados Unidos. 

Argudín fue apuñalado, degollado y abandonado en las afueras de Cabañas supuestamente por cuatro personas que le robaron las prendas y el dinero que llevaba encima.

Además del cubanoamericano, que es de Cabañas, habrían caído, de momento, otras tres personas. Se trata de un joven del pueblo que, según amigos de Argudín fue sorprendido vendiendo una de las cadenas de oro del difunto. Pero el círculo cercano al detenido lo niega y asegura que el arresto tiene que ver con "la bolita".

Los rumores que circulan por el pueblo apuntan a que los investigadores han interrogado a otros dos hombres residentes en Bahía Honda, asegura la misma fuente.

Sin embargo, desde el círculo familiar de Jorge Luis Argudín comentaron a este diario que la Policía aún no se ha puesto en contacto con ellos para notificarles que han detenido a los asesinos. Sí saben que hay al menos dos arrestados en el pueblo y que no se descartan más detenciones porque los investigadores creen que en el crimen participaron o colaboraron más personas.

Jorge Luis Argudín se dedicaba a cambiar dinero en el parque de Cabañas y era muy querido en el pueblo porque en caso de emergencia todos los vecinos acudían a él y lo mismo les prestaba dinero; que les fiaba, que lo daba a fondo perdido, dependiendo de la situación de la familia que lo necesitaba.

Ese es el motivo por el que su entierro fue multitudinario. "Era el único sostén de un pueblo sin vida y mucha necesidad ya que es casi una zona rural", comentó su amigo a CiberCuba.

Los vecinos de Jorge Luis Argudín, de 56 años, sospecharon desde el primer momento de que en el Plymouth gris con ribetes negros al que Jorgito, como le decían cariñosamente, se subió la última vez que los vieron con vida, el jueves 27 de agosto, debía haber personas conocidas por él porque nadie que lleva miles de dólares encima (en el pueblo se habla de unos 30 mil) se sube a un carro sin conocer a quienes van dentro.

En efecto, al menos dos de las personas que iban en ese Plymouth, siempre según la versión de este amigo de Jorge Luis Argudín, eran del pueblo y conocían al difunto.

De momento, la familia del difunto no tiene confirmación oficial de la Policía de que estas detenciones se hayan producido. Hace quince días, desde el entorno de la víctima manifestaron su disgusto porque un mes después del crimen la Policía no había dado con un carro americano y cuatro hombres descritos por los vecinos como sospechosos del asesinato de Argudín. 

Cronología del crimen

La desaparición: Como cada jueves, el 27 de agosto pasado Jorge Luis Argudín tenía previsto visitar a su novia a Orozco, una localidad vecina a Cabañas. Aunque llevaba varios días sin trabajar por la pandemia, el día que desapareció estuvo en el parque del pueblo donde se dedicaba al cambio de divisas. Testigos aseguran haber visto a cuatro hombres, ajenos al pueblo, en un Plymouth gris con ribetes negros, negociando con él. Luego, sobre las seis de la tarde, se acercaron de nuevo al parque y le dijeron que iban para Orozco. Argudín se subió al carro americano. Fue la última vez que lo vieron con vida.

El hallazgo del cadáver: El cuerpo de Jorge Luis Argudín fue encontrado por un joven del pueblo, que estuvo viviendo en Francia y que desde que regresó a Cuba se dedica a recoger basura tirada por el monte. En Cabañas le llaman "el loquito". El cadáver estaba en el Mirador de Cabañas, en una zona atravesada por la carretera que va de Cabañas a Artemisa.

El entierro: El entierro de Jorge Luis Argudín fue multitudinario y tuvo lugar el lunes 31 de agosto, cuatro días después de su desaparición.

Las quejas de la familia: El pasado 6 de octubre la familia de Jorge Luis Argudín manifestó su disgusto porque un mes después del crimen seguían sin detener a los sospechosos.

Las detenciones: A finales de la semana del 20 de octubre se corrió la voz en Cabañas de la detención del "cubanoamericano" y de otro vecino del pueblo, arrestado tras supuestamente ser sorprendido vendiendo una de las cadenas de oro de Jorge Luis Argudín. Fuentes cercanas a los arrestados lo niegan y aseguran que la detención del cubanoamericano tiene que ver con una salida ilegal y la del otro joven, con "la bolita".

Investigación abierta: La Policía no descarta que haya más de cuatro personas implicadas en el crimen por lo que puede haber más detenciones relacionadas con el asesinato de Jorge Luis Argudín.

Archivado en:

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985