Voluntarios que atienden a 25 ancianos cubanos en el Cerro piden ayuda para un caso grave

Un grupo de voluntarios cubanos ha sacado adelante en la barriada del Cerro un comedor social que desde agosto de 2018 atiende a 25 ancianos al mes y que va más allá, cuidando también a adultos mayores desamparados en hospitales o en sus casas y a menores de edad, hijos de madres solteras y familias numerosas.

Ellos son promotores del Proyecto Comedor Madre Teresa de Jesús Jornet, cuyos impulsores se han puesto en contacto con CiberCuba porque aunque reciben el apoyo de Cáritas Habana, andan escasos de recursos y necesitan ayuda de urgencia.

En estos momentos les urge, sobre todo, pañales desechables para ancianos, sábanas (nuevas o de uso), bolsas colectoras y  un colchón antiescaras para un caso grave que están atendiendo.

Se trata de Miguel Treto Pantoja, un mayor cubano "que tiene familia, pero es como si no la tuviera" y que en estos momentos permanece ingresado en el Clínico de 26. Lleva tanto tiempo encamado que presenta escaras terribles en los glúteos y otras lesiones en piernas y pies, explicó a este portal Yankier Fernández, uno de los voluntarios.

Cáritas les da apoyo para atender a 22 personas, pero ellos han ampliado a 25 porque las necesidades han crecido en los últimos meses. De momento no tienen un local propio donde atender a los ancianos y utilizan la casa de una de las voluntarias que es, además, la cocinera.

De esta forma han ideado un "plan cantina". O sea, los ancianos pasan a recoger sus almuerzos sobre las 11:00 am tres veces por semana.

"La casa de la cocinera es pequeña y no tenemos espacio donde ellos puedan comer. Por eso, en algún momento, quisiéramos que Cáritas nos ayude a conseguir una casa, para hacer un proyecto de residencia de día, pero Dios mediante esperemos que todo esto se pueda conseguir con la ayuda de Dios y el corazón generoso de los hombres", dice Yankier Fernández.

Este voluntario aclara además que reciben donaciones de particulares que pagan de su bolsillo almuerzos y medicamentos para los mayores. " (A los ancianos) Se les ayuda con medicina, ropa y cuidados", añade.

En la iglesia de Santos Suárez tienen también un comedor que funciona de lunes a viernes, pero está a siete cuadras del Cerro. Los ancianos tenían miedo desplazarse hasta allí, porque esto les obliga a cruzar la Vía Blanca, que tiene mucho tráfico y es un tramo peligroso para personas con movilidad reducida, ya que la mayoría tienen alguna discapacidad física.

"Por eso se les dificulta ir a la iglesia y por eso hicimos eso que dice el Papa Francisco de llevar la iglesia al barrio. Todo nació como un sueño. Lo que hacemos es maravilloso porque hemos podido llegar a muchísimos ancianos", apunta Fernández.

El proyecto ha ido creciendo y actualmente trabajan con niños los viernes de 7:00 a 8:30 pm en lo que ellos llaman "Escuelas de la fe", donde los educan en los valores de siempre, pero con un lenguaje más actualizado. En el futuro tienen pensado ampliar las actividades.

Ahora lo que hacen es recaudar dinero para comprar caramelos, pero también culeros o jabones para los enfermos encamados.

En el año 2018 los mayores de 60 representaban el 20,4% de la población cubana, lo que significa que más de 2,2 millones de cubanos pertenecen a la tercera edad.

Un año más tarde, Cuba se colocó en el informe Evolución de la Familia en Iberoamérica 2019, como el país más viejo de Hispanoamérica debido a que solo 1 de cada 6 personas son menores de 15 años.

Archivado en:

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985