Denis Solís Foto © Denis Solís / Facebook

Condenan a Denis Solís a 8 meses de prisión

El Tribunal Provincial de La Habana confirmó la condena a 8 meses de privación de libertad para el activista cubano Denis Solís, por un presunto delito de “desacato”.

La sanción fue determinada en un juicio celebrado por el Tribunal Municipal de La Habana Vieja al día siguiente de su arresto, informó Diario de Cuba.

Integrantes del Movimiento San Isidro habían entregado un recurso de Habeas Corpus a pocas horas de la detención de Solís. Sin embargo, la Sala de Delitos Contra la Seguridad del Estado indicó que el juicio contra el detenido se había realizado el 11 de noviembre, ocasión en que se le impuso la sentencia y se ordenó su traslado a la prisión de Valle Grande.

Varios activistas y miembros de la sociedad civil independiente, han estado reclamado durante más de 72 horas la liberación de Solís a las afueras de la estación policial de Cuba y Chacón, adonde había sido conducido, primeramente.

En ese lapso, se han sucedido múltiples arrestos y manifestaciones de represión contra activistas, periodistas y artistas independientes que reclaman la libertad de Solís de manera pacífica. Incluso varios fueron detenidos por leer poesía en la vía pública como forma de exigir la libertad del joven activista.

Durante la semana, los artistas Luis Manuel Otero y Maykel Osorbo fueron arrestados cuando se dirigían a la estación, la periodista Iliana Hernández estuvo detenida dos veces para impedirle también llegar hasta el lugar, Omara Ruiz Urquiola fue golpeada y Anamely Ramos nunca logró salir de la Cuba y Chacón, donde fue detenida y golpeada solo por pedir información sobre el paradero de Denis.

El domingo, el Movimiento San Isidro publicó un mensaje exigiendo la liberación inmediata de Solís y denunciando la escalada de represión contra quienes demandaban la salida del artista de prisión.

La declaración detallaba sobre el arresto que “como ya es habitual en estos casos políticos, no le permitieron hacer ninguna llamada a su familia. En cambio, oficiales de la Seguridad del Estado fueron a su casa en dos ocasiones para intimidar a sus familiares y llevarse el teléfono de Denis. Incurrieron así en múltiples violaciones: no respetaron la inviolabilidad del domicilio, hicieron un registro sin orden y sin testigos, y se llevaron unos zapatos de Denis sin levantar un acta de ocupación”.

“En solo tres días un ciudadano de este país fue violentamente arrestado sin cargos, trasladado a tres instituciones de las fuerzas represivas y procesado por una causa construida. Todo esto, además, ocurrió sin permitírsele una sola llamada telefónica. Esta conjunción de atrocidades sobre un ciudadano no solo viola sus derechos humanos más elementales y coloca a Cuba al mismo nivel que la Rusia stalinista de las Grandes Purgas, donde se procesaban 'delincuentes sin delitos', sino que además viola olímpicamente los presupuestos de nuestra propia Constitución”, expuso el Movimiento.

Para el grupo, “la violencia y el abuso de poder se han convertido en norma en Cuba y hemos vivido un ascenso desmedido en los últimos meses, en los que el Estado se ha aprovechado de la situación excepcional que representa la pandemia del coronavirus”.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985