El hijo de Maduro en un spot electoral Foto © Twitter/ Miguel H. Otero

"Discúlpenme que les hable de mí": Hijo de Maduro se presenta a las elecciones parlamentarias de Venezuela

Nicolás Ernesto Maduro Guerra, el hijo dictador venezolano Nicolás Maduro, ha presentado su candidatura a las elecciones parlamentarias que tendrán lugar el mes próximo en Venezuela, avivando los rumores de que su padre lo está preparado como su posible relevo político.

Los comicios para renovar el Parlamento venezolano, rechazados por buena parte de la oposición e impugnados por numerosos países y varias organizaciones internacionales, tendrán más de 14 000 aspirantes, de acuerdo con el árbitro electoral. Uno de ellos es el hijo del mandatario, que se presenta por el estado de La Guaira, y cuyo spot electoral ha suscitado numerosos comentarios críticos en redes sociales.

"Soy Nicolás Ernesto, el hijo de un chófer de autobús y una secretaria que al irrumpir la esperanza que fue Chávez se fueron detrás de ese sueño que el comandante representó", afirma "Nicolasito", como muchos lo conocen, en el videos que promueve su candidatura.

"Mi papá siempre quiso que yo fuera pelotero, pero yo me fui por la música. En la música aprendí lo que es la constancia, la disciplina, el trabajo en equipo. Valores que he implementado en diferentes responsabilidades que me han tocado vivir y que el día de hoy me traen hasta aquí", agrega el candidato.

Maduro Guerra es conocido, sobre todo, por haber bailado bajo una lluvia de billetes durante una boda de un empresario cercano al gobierno, en el 2015, cuando la crisis venezolana comenzaba a tomar cuerpo.

Muchos también recuerdan que en 2017 amenazó al presidente Donald Trump con tomar la Casa Blanca si Venezuela llegaba a ser invadida por el ejército norteamericano.

"Si se diera el supuesto negado de mancillarse el suelo patrio, los fusiles llegarían a Nueva York, señor Trump, tomaríamos la Casa Blanca, (porque) hasta Vietnam se quedaría pequeño", aseguró durante una sesión de la controvertida Asamblea Nacional Constituyente, de la cual es miembro.

En su carrera por una curul parlamentario, el hijo del dictador está intentando presentar una imagen más moderada y convertirse en el candidato de la juventud y de las ciencias, un ámbito en el que su país, dice, tiene posibilidades de mejora.

Así, el joven "heredero" ha propuesto una universidad para la tecnología en esta región, que vive de su puerto y del turismo, y ha sugerido la creación de leyes para apoyar a los emprendedores locales.

A sus 30 años, "Nicolasito" ya tiene experiencia en la administración pública, aunque siempre de la mano de su padre, que le ha asignado cargos sin concurso.

La primera de estas designaciones, cuando el joven contaba solo con 24 años, lo convirtió en jefe del Cuerpo de Inspectores Especiales de la Presidencia de la República, un órgano creado para multiplicar los ojos supervisores del Gobierno.

Más adelante, fue coordinador de la Escuela Nacional de Cine y ejerció un rol importante en la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela, que también preside su padre.

Desde entonces, varios medios de prensa en España y opositores al régimen de Maduro lo han acusado de poseer minas de oro, diamante y coltán en el Arco Minero del Orinoco, y ser uno de los encargados de las operaciones de venta de oro, impulsadas por el gobierno venezolano para evadir las sanciones internacionales.

En junio del 2019, Maduro Guerra fue sancionado por el Departamento del Tesoro de EE.UU., por lucrar con esas minas venezolanas, participar en "actividades de corrupción" y formar parte de la "inconstitucional Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que rige Venezuela con poderes absolutos bajo el control del mandatario".

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985