Osvaldo Soto junto a su hija Bertila Soto, jueza de circuito en Miami-Dadej Foto © Albert Diaz

Fallece en Miami el abogado Osvaldo Soto, pionero de la lucha contra la discriminación a hispanos en EE.UU.

El destacado luchador por los derechos de los hispanos en Florida, Osvaldo Soto, falleció el pasado sábado Miami a los 91 años, a consecuencia del Parkinson, informaron fuentes familiares.

Fundador y director durante 27 años de La Liga Hispanoamericana Contra la Discriminación (SALAD), organización que surgió para dar voz a una población hispana emergente y en evolución en el sur de Florida y que ha luchado por extirpar las prácticas discriminatorias en cuanto a acceso a vivienda, empleo y educación en el estado. 

Su activismo constituyó un importante pilar frente a la resolución English Only, que tras el arribo masivo de cubanos del éxodo del Mariel, en 1980, generó una ola de rechazo a inmigrantes de habla hispana en el sur de Florida.

Durante más de 10 años se impedía en Florida el desarrollo de ceremonias matrimoniales en español, así como la tramitación de documentos y otros procesos legales, limitando la vida, la inserción y el acceso de los cubanos a las dinámicas propias de una nueva sociedad. 

Abogado de formación, compartió aulas en la Universidad de La Habana con el dictador Fidel Castro, a quién apoyó para derrocar a Fulgencio Batista, aunque poco después de 1959, decepcionado del rumbo que tomó lel proceso revolucionario, decidió exiliarse en Miami.

Soto, además, integró la Brigada de Asalto 2506, que consumó la fallida invasión de Bahía de Cochinos en abril de 1961.

Era el padre de Bertila Soto, jueza de distrito en Miami-Dade, y del conocido abogado de inmigración, Eduardo Soto.

La ceremonia funeraria  se desarrolló este miércoles en la Funeraria Caballero-Rivero, en el área de Westchester, en Miami-Dade.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba