El cubano Luis Robles lleva casi dos meses sin recibir visitas en prisión, denuncian familiares

El joven fue apresado el 4 de diciembre de 2020 mientras se manifestaba pacíficamente en el boulevard de San Rafael, en La Habana.

Imágenes de la detención de Luis Robles Foto © Captura de video

Las autoridades cubanas le impiden recibir visitas en prisión a Luis Robles Elizástegui, el joven que fue apresado el 4 de diciembre de 2020 mientras se manifestaba pacíficamente en el boulevard de San Rafael exigiendo libertad para el rapero contestario Denis Solís.

Un familiar del joven dijo a CubaNet que recientemente le permitieron hablar por teléfono con su hermana, aunque han sido llamadas supervisadas por las autoridades penitenciarias.

Su hermano y un amigo han tratado de visitarlo, pero no les han dejado. El atropello no queda solo en esto, sino que se extiende a su familia. Según confirmó la fuente, agentes de la Seguridad del Estado se desplazaron a los centros de trabajo de la madre y el hermano para increparles públicamente. Además, su hermano fue despedido esta semana de su trabajo como mecánico.

Entre las muchas arbitrariedades sufridas por Robles, el familiar refirió un registro ilegal que realizó la seguridad del Estado en la casa donde este vivía alquilado, y tras el cual se incautó el teléfono celular, que fue revisado sin su consentimiento, alegando “una supuesta conversación ‘sospechosa’ con una persona en el extranjero”, según el reporte que firma Gladys Linares.

Robles Elizástegui, de 28 años y original de Guantánamo, fue arrestado mientras se manifestaba con un cartel en el que se leía: “Libertad. No más represión. #FreeDenis”.

En el momento de su detención por parte de agentes de la policía, varias de las personas que se encontraban en el lugar, y que habían observado y comentado la osadía del joven, decidieron alzar la voz e increpar a los represores que se lo llevaron en una patrulla. El video que circuló por las redes fue visionado y comentado por muchos cubanos que denunciaron el abuso policial.

Robles, joven graduado de Informática, fue detenido ese día y recluido en Villa Marista, el centro de detención de la Seguridad del Estado. En el acto fue sancionado por “afear el ornato público” y multado con 1000 pesos. Además, se le imputan cargos por “alteración del orden público”, “desacato” y “actos contra la seguridad del Estado”.

Dos semanas después de su detención, la familia de Robles recibió una notificación en un papelito escrito a mano en el que aparece el número del expediente (49/20) y la orden de prisión provisional. Una orden que, hasta ese momento, no se había impuesto en Cuba en 2020 ni siquiera a los sospechosos de haber violado en grupo a una menor de edad.

Por su parte, un teniente de apellido Batista al frente de la instrucción de su causa, aseguró a la familia de Robles que cuando le revisaron el teléfono móvil le encontraron conexiones con miembros del Movimiento San Isidro y opositores cubanos. Sin embargo, hasta el momento no han aportado pruebas que sostengan esa acusación. La organización Prisoners Defenders lo declaró preso político a principios de enero.

Mientras se encuentra en el Combinado del Este a la espera del juicio, a Robles le continúan negando la libertad bajo fianza. A mediados de enero, cubanos desde distintas ciudades del mundo se sumaron a la iniciativa impulsada desde Miami por la artista y activista cubana Ana Olema en apoyo a Luis Robles.

La campaña consistió en hacerse una foto sosteniendo un cartel similar al que usó Robles en su protesta (Libertad. No + represión) y con una mochila y un pompón en la cabeza, con la intención de replicar su imagen en el momento de la protesta. Las redes recogieron fotos subidas por muchos cubanos que utilizaron el hashtag #FreeLuisRobles.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba