Katherine Bisquet (i) Imágenes del acto de vandalización de la vivienda (centro y d) Foto © Collage Facebook/Katherine Bisquet - Facebook/Adrian Rubio

Katherine Bisquet sobre acto de repudio a Anyell Valdés: "Asco de país. Asco de gobernantes"

La escritora y activista cubana, Katherine Bisquet, condenó la violencia con que un grupo de personas vandalizó este lunes la vivienda de Anyell Valdés, y advirtió al Gobierno de que actuando así conseguirán que cada vez más gente se levante contra ellos.

“Yo no tengo palabras para describir el dolor que siento. Veo esto y solo puedo pronunciar horror. Siento horror. Estoy temblando. Hoy había amanecido feliz. Cómo uno puede sostener la felicidad de la mañana cuando al levantar el día te encuentras con las atrocidades y desperdicios de estas hienas hambrientas. Te encuentras con una invasión, con un atentado, con el llanto de los niños. Esto me hace perder la calma, y perder la alegría. Yo no puedo vivir así. No puedo ser feliz. Voy a acabar con ustedes”, escribió la activista y huelguista de San Isidro en Facebook.

“Voy a hacer todos los manifiestos del mundo, todas las cartas, todos los carteles, todas las impresiones. Tendrán que desaparecerme, tendrán que acabar conmigo. Yo no quiero un diálogo con ustedes”, advirtió.

Bisquet añadió que “no se puede gestionar los niveles de la violencia”, porque “la violencia existe o no existe”, es decir, que “no existen grados de violencia”.

“Yo no puedo hablar con un violador y decirle que por favor me viole menos mis derechos. O te eliminas o te vamos a eliminar. Asco de país. Asco de gobernantes. Gente salvaje. Bárbaros, ustedes no tienen ni idea de la gente que se levanta!”, precisó.

La activista concluyó su publicación con las frases “Abajo de la Dictadura”, “Derecho a tener derechos”, y “Patria y Vida”, esta última una de las más reiteradas en redes sociales tras el estreno del tema musical del mismo nombre, que urge a un cambio democrático en Cuba.

Este lunes, autoridades cubanas intentaron desalojar de su casa a Anyell Valdés, una de las activistas que estuvo acuartelada en noviembre en la sede del Movimiento San Isidro, en La Habana Vieja; al intento de desalojo le siguió un acto de repudio.

Varios de los participantes en el acto de repudio irrumpieron en las inmediaciones de la vivienda y pintaron de azul la parte de la fachada donde estaba escrito "Patria y Vida" y otras consignas contrarias al régimen. Además de eso escribieron en el suelo "Patria o Muerte, Venceremos" y "Viva Fidel", acompañados de una foto de Fidel Castro que colocaron en la entrada de la vivienda.

Las personas que vandalizaron los alrededores de la vivienda de Anyell Valdés pintaron, incluso, de azul los cristales de las ventanas, todo ello mientras los tres hijos de la activista lloraban aterrorizados en el interior del domicilio.  

Según un video grabado por el activista Adrián Rubio, que se encontraba en el lugar, también intentaron envenenar al perro de la familia, pero no lo lograron.

Antes del acto vandálico, la intendente del municipio de Arroyo Naranjo y agentes de la Seguridad del Estado habían acudido a las inmediaciones del lugar para intentar desalojar a Anyell y a su familia del domicilio donde viven desde hace cinco años.

Anyell Valdés Cruz viene denunciando desde hace varias semanas que la policía política mantiene bajo estricta vigilancia la casa donde vive en Los Pinos, en el municipio Arroyo Naranjo, junto a su madre y a sus tres hijos.

Tras el desagradable incidente, numerosos activistas y ciudadanos anónimos se han pronunciado en las redes sociales para condenar el intento de desalojo y el acto de repudio y vandalización de la vivienda.

El científico cubano Amilcar Pérez Riverol calificó de "desastre" y "vergüenza" el incidente. También han criticado lo sucedido activistas como Carolina Barrero o Camila Lobón.

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) -organización con sede en Madrid- presentó recientemente en la ONU una denuncia por los actos de repudio que periódicamente sufren activistas y opositores en la isla por parte de miembros de las organizaciones sociales y de masas, alentados por el gobierno.

Durante 2020, ocurrieron en Cuba al menos 41 actos de este tipo contra periodistas independientes, activistas políticos o individuos que disienten del gobierno, según datos del OCDH.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Judith Moris

Redactora en CiberCuba. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de La Habana, y Máster por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido profesora en la UH e investigadora en la UAB, y redactora/editora de la editorial Teide

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba