Arnaldo Ochoa y Fernando Gutiérrez Díaz Foto © CiberCuba

Político español Díaz de Otazu recuerda carisma del general Ochoa y resignación de Colomé Ibarra en la guerra de Angola

El general de división del Ejército de Tierra y diputado en el Congreso de España Fernando Gutiérrez Díaz de Otazu (29 de marzo de 1957) ha compartido con CiberCuba los recuerdos que guarda del año 1989, cuando fusilaron en Cuba al general Arnaldo Ochoa y él formaba parte de la UNAVEM, la misión internacional de Naciones Unidas, encargada de verificar la retirada de los 50.000 soldados, que integraban las tropas cubanas en la guerra de Angola.

Del general Ochoa, que a principios de 1989 aún era el responsable de las tropas cubanas en ese país africano, Díaz de Otazu recuerda su carisma mientras que el ex ministro del Interior Abelardo Colomé Ibarra (Furry) le dio la impresión de ser un hombre resignado.

"(Ochoa) Era un líder con prestigio. Yo me acuerdo que iba con sombrero tejano. Era un hombre grande, mulato, con tez muy morena, con una imagen física muy impresionante. Era un tipo carismático. Se rumoreaba que eso era lo que había motivado realmente el que procediesen contra él", dijo.

Sin embargo, Díaz de Otazu asegura que entre las tropas cubanas en Angola no fue visible el efecto del fusilamiento de Ochoa porque todos manifestaban adhesión al "comandante" (Fidel Castro).

"La sensación que yo tenía es que había una necesidad de transmitir confianza en el sistema, pero en el convencimiento íntimo de que el sistema no funcionaba. De hecho, él (Furry) me lo manifestó abiertamente: nosotros nos dimos cuenta de que esto no funcionaba al llegar a La Habana en el año 59. Ya a partir de ahí estás preso de tus condicionantes, de tus pactos, de tus alianzas internacionales; te has pronunciado por recibir apoyo de un bloque", señaló el general Díaz de Otazu en alusión a la dependencia cubana de la antigua URSS.

"Creo que (Furry) no estaba conforme con lo que hacía, pero estaba resignado. Él intentaba transmitir confianza, pero tenía el convencimiento de que aquello no funcionaba", insistió.

De hecho, Díaz de Otazu recuerda que en esa misma conversación que sostuvo con Colomé Ibarra, el ex ministro del Interior le confesó que como el Estado le daba gratis Educación, Salud y Transporte, el cubano carece de incentivo para trabajar y la única manera para hacerle trabajar en beneficio del Estado es a través de la represión para "motivar".

El general Furry, hombre de confianza de Raúl Castro, estuvo al frente del Ministerio del Interior desde la destitución de José Abrantes en 1989 hasta 2015, cuando se retiró apelando a motivos personales.

No pudo evitar que desde entonces le persiga el rumor de que no fue una salida voluntaria sino forzada debido a "irregularidades contables", asegura a CiberCuba una fuente cercanas a su entorno. Otras, en cambio, hablan de que sufría Alzheimer.

En aquel año 1989, Gutiérrez de Otazu tenía el grado de capitán y recuerda haberle escuchado a Ferreira Gómez, un alto mando de las tropas de la ONU, atribuir la autoinculpación del general Ochoa en la trama de tráfico de drogas con el cartel de Medellín, de Pablo Escobar, a la obligación de proteger a su familia.

En el campamento de las tropas internacionales siguieron con interés el juicio contra Ochoa y daban por sentado que Fidel Castro temía al carisma de un hombre querido por su gente, en medio de la caída del muro de Berlín, el desplome del comunismo en Europa del Este y la Perestroika en la URSS.

"En la rumorología del contigente internacional de lo que se hablaba es de la apertura, del liderazgo de Ochoa; de la posible utilización de Ochoa como un líder que pudiese aunar voluntades, que cuestionasen la continuidad de Cuba por la línea en la que iba y que eso fue lo que motivó que lo apartaran", señaló.

El general de división Gutiérrez de Otazu compartió además con CiberCuba su relación familiar con Cuba, el país donde nació su abuela materna y donde su familia regentaba la fábrica de ron Arechabala, que luego pasó a llamarse ron Arecha.

También ratificó su compromiso, como diputado del Partido Popular en España, con el apoyo a la transición democrática en Cuba. De ahí que enviara un mensaje a los militares cubanos., 

"Lo que ellos pueden hacer es lo que puede hacer cualquier ciudadano que es darle una oportunidad a la libertad", concluyó.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba