Arturo Sandoval, en una imagen de archivo. Foto © Wikipedia.

Arturo Sandoval: "En Cuba me despreciaban"

El trompetista cubano Arturo Sandoval ha asegurado en una entrevista concedida a CiberCuba que en Cuba se sentía maltratado por las autoridades de la Isla.

"En Cuba me despreciaban", dijo refiriéndose a que en cuanto ponía un pie fuera de la Isla lo llamaban para impartir clases en prestigiosas escuelas de música como los conservatorios de Moscú o de París. Sin embargo, en su país lo ignoraban.

Para su sorpresa, al llegar a Miami, tras exiliarse en 1990, recibió la oferta de tres universidades estadounidenses y finalmente optó por aceptar un puesto de docente en la Florida International University (FIU), a la que estuvo vinculado durante 19 años como Full Professor Chief, la mayor categoría a la que se puede aspirar en un centro de enseñanza superior en EE.UU.

Para ello no le pidieron ninguna titulación porque Arturo Sandoval no llegó al sexto grado de Primaria, pero ya en 1990 era conocido en todo el mundo por su virtuosismo con la trompeta y era admirado por grandes de la música como Dizzy Gillespie, Maynard Ferguson, Woody Herman, Michel Legrand o Frank Sinatra.

Ha sido durante los 31 años que Arturo Sandoval reside en Estados Unidos que ha grabado 46 discos con los que ha conseguido ganar 10 Grammy, 6 Billboard y un premio Emmy.

Sin embargo, el artista no cree que sea un superdotado. Cree y defiende que todos los seres humanos nacen con un talento y todo depende de lo que cada uno hace con el don que le ha sido concedido.

Él da por hecho que la música le ha salvado la vida porque viene de una familia pobre, que vivía en una casa con piso de tierra en Artemisa, entonces provincia de Pinar del Río. Tocando el piano y la trompeta ha conseguido un futuro mejor para él y para los suyos, reconoce.

Pero la música también ha ayudado a mantener la armonía de sus 46 años de matrimonio con Marianela. Cuenta Sandoval que él interrumpe los momentos de conflicto para tocar el piano. Eso lo serena y luego todo vuelve a tomar su camino. 

Por eso el artista está convencido de que su camino era abandonar Cuba y asegura que no se arrepiente del paso que dio con su mujer y su hijo en 1990 cuando pudo, no cuando quiso. De hecho, admite que tuvo muchas oportunidades de abandonar Cuba pero no lo quería hacer sin su familia. Hasta que no consiguió salir con ellos, no dio el paso.

Desde entonces, las Navidades no son una fecha de celebración como las que solía vivir en su Artemisa natal, cuando su padre por Christmas, ponía una mesa grande a la que se sentaban sesenta comensales, todos de la familia más cercana al artista.

Ahora las Navidades son más íntimas porque sus padres murieron y están enterrados en el cementerio de Miami. No pudieron despedirse de los familiares que fueron falleciendo en la Isla y se llevaron esa tristeza a la tumba.

Aunque Sandoval asegura que no es una persona amante de hacer planes de futuro, no esconde que tiene la ilusión de regresar a Cuba de visita algún día y tocar en cualquier sitio.

Cualquier plaza le parece perfecta para tocar su música en un país que, en su opinión, le debe una estatua a Celia Cruz en el Parque Central, junto a la de José Martí.

"Pienso en eso sin que me quite el sueño porque no está en mis manos poder resolverlo", añadió respecto a la posibilidad de volver a Cuba.

Mientras ese momento llega, Arturo Sandoval continúa comprometido con su país y por eso denuncia siempre que puede el daño que los comunistas han hecho a una isla que era próspera hasta que ellos tomaron el poder. "Me siento obligado moralmente", concluye.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba