Bárbaro Cruz, el Patriota de Camagüey, con su cruz camino a la Iglesia Mayor camagüeyana. Foto © Bárbaro Céspedes / Facebook

Sin noticias de Bárbaro de Céspedes desde que llevó una cruz anticomunista a la Iglesia Mayor de Camagüey

Bárbaro de Céspedes, el hombre que este Viernes Santo llevó una cruz anticomunista a hombros hasta la Iglesia Mayor de Camagüey y no le dejaron pasar, no ha vuelto a dar señales de vida.

Lo último que se sabe del Patriota de Camagüey es que a la salida de la parroquia alguien le obligó a apagar el teléfono con el que grababa su particular procesión en nombre del pueblo de Cuba, con una cruz pintada de rojo y la inscripción en blanco: "61 años de comunismo".

En su muro de Facebook, donde hizo la directa de su procesión con la cruz anticomunista al hombro, De Céspedes no ha vuelto a escribir desde hace 18 horas, pese a que los comentarios siguen llegando a su 'live'. La mayoría de los internautas critican a los religiosos que no protegieron a un cubano "que protestaba por el sufrimiento del pueblo" y halagan su valentía.

De Céspedes no pudo acceder al templo para dejar en depósito su cruz porque una mujer presuntamente católica se lo impidió, amparándose en que la casa de Dios merece respeto y, por tanto, no se permite entrar a personas con el torso desnudo.

A esa hora, un Viernes Santo, cuando los católicos de todo el mundo celebran la crucifixión de Jesús, la Iglesia Mayor de Camagüey estaba vacía, exceptuando los cuatro o cinco religiosos civiles que se encontraban en la puerta del templo, impidieron la entrada y denegaron protección a De Céspedes por ir sin camisa.

El Patriota de Camagüey, en efecto, iba con el torso desnudo, con una bandera cubana pintada en la espalda y el pecho. "Me ha rechazado la casa de Dios. Yo sí creo en Dios y creo que Dios está para todo el mundo", dijo el penitente ante la negativa a dejarle pasar a la iglesia para dejar en custodia su cruz.

Los religiosos que lo recibieron a la entrada de la Iglesia Mayor de Camagüey y que le prohibieron la entrada tampoco quisieron guardar el teléfono con el que Bárbaro de Céspedes grababa su procesión ni hicieron nada por protegerlo de lo que Bárbaro de Céspedes vio en la calle que le atemorizó por el gesto que hizo con los ojos. En ese momento regresó hacia el interior del templo y pidió dejar a resguardo su teléfono. Recibió a coro la negativa de todos los que estaba ahí en ese momento.

Desde entonces nadie ha podido confirmar aún su paradero. Lo único que se sabe hasta ahora es lo que grabó el propio De Céspedes. "Guarda ese teléfono. Apágalo", es lo único que se escucha decir a un hombre que intercepta al Patriota de Camagüey a las puertas de la Iglesia Mayor de esta ciudad.

La protesta pacífica de Bárbaro de Céspedes podría tener las mismas consecuencias que la de Luis Robles, en prisión desde que salió a protestar con un cartel por el boulevar de San Rafael, pidiendo la libertad de Denis Solís.

Como el caso de Robles, reconocido como preso de conciencia por organizaciones que defienden los derechos humanos, no hubo apoyo popular, de la misma manera que los religiosos de la Iglesia Mayor de Camagüey dieron la espalda ayer a De Céspedes.

No es la primera vez que la iglesia católica cubana se mantiene al margen de las protestas de los cubanos. En septiembre pasado una familia holguinera se puso en huelga de hambre en el portal del Obispado de esa ciudad y les negaron refugio.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba