Exetarra regresa al País Vasco tras décadas bajo protección en Cuba

De acuerdo con medios vascos, Sarrionaindia fue condenado en 1980 por tres delitos —otros tres fueron archivados, y de un séptimo resultó absuelto—, pero consiguió fugarse de prisión en 1985, y ahora regresa porque sus causas han prescrito.

Joseba Sarrionaindia Foto © Voz Pópuli / Deia

El escritor Joseba Sarrionaindia, exintegrante de la organización nacionalista ETA y fugado de la cárcel hace 36 años, regresó al País Vasco, España, luego de más de tres décadas en La Habana.

De acuerdo con medios vascos, Sarrionaindia fue condenado en 1980 por tres delitos —otros tres fueron archivados, y de un séptimo resultó absuelto—, pero consiguió fugarse de prisión en 1985, y ahora regresa porque sus causas han prescrito.

La condena de “Sarri” como miembro de ETA (Euskadi Ta Askatasuna; 1958-2018) —considerada un grupo terrorista por el gobierno español y por otros países y entidades internacionales— era en total de 27 años; de manera que solo purgó cinco de ellos y ahora su retorno a Euskadi ha causado cierto revuelo entre familiares de víctimas de la violencia etarra.

Joseba Sarrionaindia escapó de la cárcel de Martutene, en San Sebastián, junto a otro etarra, Iñaki Pikabea (alias Piti) dentro de sendos altavoces, según el relato de medios vascos.

Los presos habrían aprovechado un concierto en la cárcel del cantante Imanol para ejecutar el plan de fuga, en el cual los habría ayudado Mikel Albisu (alias Mikel Antza), quien después llegó a la jefatura de ETA.

Luego de tres décadas —“se supone que durante la mayor parte de este tiempo ya estaba desvinculado de la organización terrorista”, se lee en Voz Pópuli del País Vasco—, Sarri apareció en 2016 en La Habana, y se confirmó que había vivido esos años bajo protección del gobierno cubano.

Hace cinco años, Sarrionaindia afirmaba que vivía en la capital de Cuba "haciendo vida normal".

En una entrevista explicaba cómo obtuvo un trabajo de lector en la Universidad de La Habana: “Se convocó la plaza de lector […] por parte del Instituto Etxepare y, simplemente, me presenté a las oposiciones. Se presentaron 39 personas, según me dijeron y, mediante una selección por puntos, eligieron a tres”.

“La Universidad de La Habana eligió una de tres personas, de acuerdo con el escalafón, y en julio me avisaron que debía acudir a trabajar", dijo entonces.

Ahora, de vuelta a su pueblo, Iurreta, en Vizcaya, Sarrionaindia —autor de más de treinta libros en las modalidades de poesía, ensayo y novela— podrá continuar escribiendo obras como el ensayo que en 2011 le valió el Premio Esukadi de Literatura, dotado de 18 000 euros, cuya asignación originó gran revuelo entonces por tratarse de un prófugo en “paradero desconocido”.

Sarrionaindia ha recibido, además, el Premio de la Crítica de narrativa en euskera que entrega la Asociación Española de Críticos Literarios: primero, en 1986 por Atabala eta euria (El tambor y la lluvia) y, luego en 2001 por Lagun Izoztua (El amigo congelado).

Exetarra y escritor reconocido, el viejo Sarri ya ha concedido incluso alguna entrevista a medios de Euskadi, como la web anboto.org o El Diario Vasco: “no conocía la Ertzaintza [policía autonómica]”, ha dicho, “tampoco había visto nunca ETB [televisión vasca] en directo, estoy sorprendido con tanta rotonda… todo es muy diferente”.

En 2018, un cable de EFE se refería en estos términos a la disolución de Euskadi Ta Askatasuna: “Después de casi 60 años de existencia, con más de 850 muertos a sus espaldas, ETA anunció el pasado jueves su disolución, sin conseguir ningún objetivo político y con casi 300 terroristas en cárceles de España y Francia, y otros fugitivos en Latinoamérica”.

La agencia repasaba el arribo de miembros de la organización a la isla y el largo historial de protección por parte del gobierno: “La presencia de etarras en Cuba se remonta a hace más de 30 años”, afirmaba el despacho, “y aunque hoy no hay constancia exacta de cuántos miembros de la banda terrorista quedan en la isla, en las crónicas quedan rocambolescas situaciones como un intento de fuga en velero a Venezuela o la reciente aparición de un prófugo de la cárcel en 1985”.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba