Alexis Valdés sobre Celia Cruz: "Representación universal de lo cubano y yo en Cuba no la conocí"

"En Cuba aún muchos no la conocen y el mundo la ama".

Alexis Valdés y Celia Cruz Foto © Instagram Alexis Valdés / Wikimedia Commons

El humorista cubano Alexis Valdés dedicó unos sentidos versos a la Reina de la Salsa, la gran Celia Cruz, que tuvo el gran mérito de poner el nombre de Cuba en lo más alto y la tristeza de ser desterrada de su patria.

Antes de compartir sus versos, Alexis lamentó no haber conocido a Celia durante el tiempo que vivió en Cuba, una experiencia de generaciones de cubanos y calificó de "desastre" y "glosario de injusticias" a la política cultural del Gobierno cubano.

"Ella fue la representación universal de lo cubano... Y yo en Cuba no la conocí. No existía para los de mi generación. Así ha sido la política cultural del gobierno de Cuba con los artistas que disienten. Un auténtico desastre. Un glosario de injusticias. Lo que nadie pudo ni podrá es negar su trascendencia y legado y su inmensa cubanía. En Cuba aún muchos no la conocen y el mundo la ama", escribió el también actor, director y productor.

Valdés indicó que los versos también iban dedicados a Luis Manuel Otero Alcántara, "un artista cubano en huelga de hambre porque también a él, muchos por el mundo le quieren".

A continuación, reproducimos los versos de Alexis Valdés:

Celia.

África en la sangre

color en el pelo

ritmo como nadie

y voz como un trueno.

Sonrisa gigante

alma guarachera

de todas las grandes

ella la primera.

En el escenario

no había otra estrella

y nadie que osara

pisarlo tras ella.

El mundo veía

a su Cuba en ella

Cuba no quería

ni siquiera verla.

Ella no existía

en mi barrio negro

los de mi camada

no la conocieron.

Negada borrada

por todos los medios

como sepultada

sin un cementerio.

Y mientras el orbe

glosaba su arte

ella sola, pobre,

lloraba a su madre.

Madre que se pierde

el último beso

Hija que se pierde

su último aliento.

Y nadie más cubana

y Cuba tan lejos

y nadie fue más Cuba

en todo su tiempo.

Murió sin pisar

su Habana de nuevo

murió sin cantar

a su amado pueblo.

No hubo un homenaje

no hubo solo premio

para quien fue Cuba

para el mundo entero.

Más cuando en el mundo

suena su guaracha

todos se recuerdan

de aquella muchacha.

Diosa de La Habana

bañada de luz

nadie más cubana

que ella, Celia Cruz.

Celia Cruz, la Reina de la Salsa o la Guarachera de Cuba, cuyo nombre de nacimiento fue Úrsula Hilaria Celia de la Caridad de la Santísima Trinidad Cruz Alfonso, no es solo la cantante cubana más internacional de todos los tiempos, sino un ícono de la música en español y una de las intérpretes latinas más importantes del siglo XX.

Llevó ritmos de la isla a casi todos los rincones del mundo. Defendió el son, la salsa, el son montuno, el guaguancó, la rumba, la guaracha y el bolero, y hasta sus últimos días estuvo creando y experimentando. Un año antes de su muerte, en 2002, lanzó el álbum La negra tiene tumbao, donde se atrevió a fusionar su sello musical con el hip hop y sonidos urbanos, y por el cual ganó su tercer Grammy Latino y su segundo Grammy estadounidense.

En 1990, Celia recibió una invitación para cantar en la base naval de Guantánamo. Cuando salió de la presentación se acercó a la cerca que divide ambos territorios y agarró un puñado de tierra de Cuba, que llevó consigo a Estados Unidos y con la que pidió ser enterrada. El momento fue capturado en fotos y se convirtió en una desgarradora imagen del destierro al que han sido sometidos incontables cubanos.

Celia Cruz falleció en julio del 2003 en su casa de Nueva Jersey a los 77 años. Sus restos fueron trasladados a Miami donde se le rindió homenaje por dos días, y finalmente fue enterrada en el cementerio Woodlawn de El Bronx, por deseo expreso de ella.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba