Madre de Leandro Cerezo Sirut: "Desaparecieron a mi hijo en Cuba"

María Victoria Sirut denuncia que llevan más de seis meses sin saber de él desde que entró en la celda de castigo de la prisión de Kilo 8, en Cuba, tras ser condenado a cadena perpetua por intentar secuestrar un avión en 2007.

Leandro Cerezo Sirut, en una imagen de archivo. Foto © CiberCuba

María Victoria Sirut Reyes, madre de Leandro Cerezo, condenado a cadena perpetua en Cuba, asegura que ni ella, que vive en Estados Unidos, ni su familia de Camagüey, han podido volver a contactar con él en los últimos seis meses.

"No hay fe de vida. Desaparecieron a mi hijo. No lo han trasladado a un hospital y se está muriendo en la cárcel", dice a este periódico.

En medio de su desesperación, explica además que en la prisión de máxima seguridad Kilo 8, de Camagüey, no les dan ninguna información sobre Leandro Cerezo.

El joven tiene 33 años y no da señales de vida desde el 5 de noviembre de 2020, tras ser sometido por las autoridades penitenciarias cubanas a castigo en celda tapiada.

Cerezo cumple en Kilo 8 una pena de cadena perpetua por intentar secuestrar un avión en 2007, tomar rehenes y portar arma de fuego, en una operación fallida, donde hubo dos víctimas mortales.

Sus familiares tampoco han vuelto a tener noticias de otros presos de esa prisión, que hasta ahora se ponían en contacto con ellos y les dejaban saber del deteriorado estado de salud física y mental del joven, declarado preso político.

Ante la ausencia de fe de vida por parte de las autoridades cubanas, la madre de Leandro Cerezo ha contactado al abogado cubano Edilio Hernández, que consiguió la licencia extrapenal para Silverio Portal y ha pedido indultos para cuatro cubanos condenados a cadena perpetua por intentar secuestrar la lanchita de Regla en 2003 y para otros cinco reclusos, también con perpetua, por el intento de hacer lo mismo con el avión de Isla de Pinos a La Habana, en el mismo año.

Edilio Hernández ha explicado a CiberCuba que ya ha revisado el caso y tiene previsto solicitar una revisión de condena porque, en su opinión, Leonardo Cerezo fue cómplice de asesinato, pero él no mató a ninguna de las dos personas que perdieron la vida en ese intento fallido de secuestro de un avión en el aeropuerto internacional José Martí, de La Habana.

Por tanto, no pueden achacarle el delito de asesinato por el que le han condenado. Tampoco tipifica el delito imputado de posesión de explosivos porque él llevaba una arma de fuego y en la Ley de Actos contra el Terrorismo de Cuba hay una anexo en el que se especifican las diferencias entre una granada y una pistola. Eso también es excesivo, recalca.

Hay que sumar que, en efecto, aunque Cerezo participó en la toma de rehenes, no fue él quien disparó a un oficial dentro del avión que pretendían secuestrar para escapar a Estados Unidos, cuando cumplían el servicio militar.

"En la toma de rehenes la acción agravada es cuando hay lesiones o muertos, pero él no tuvo nada que ver con eso. De hecho, fue herido en el avión. El que mató fue su compañero", añade.

Esta situación lleva a Edilio Hernández a plantear que "la cadena perpetua de Cerezo Sirut es ilegal e injusta" y a creer que los tribunales utilizaron estos recursos para poder justificar una condena de este tipo a una persona que no mató a nadie, no usó armas químicas ni quitó la vida a ningún rehén", recalcó.

A todos estos reclamos, Hernández añadirá la violación de las Reglas Mandela (Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Presos) que regulan el internamiento de reclusos desde 2015 y que no permiten incomunicar a personas en celdas de castigo.

Por su parte, la madre de Leandro Cerezo ha iniciado una recogida virtual de firmas para conseguir que el Gobierno de Cuba dé una fe de vida de su hijo, pero no consigue los apoyos necesarios.

Cerezo ingresó en prisión en 2007, a los 19 años, cuando estando en el Servicio Militar planeó junto a otros tres reclutas secuestrar un avión en el aeropuerto José Martí y escapar de Cuba rumbo a Estados Unidos.

Dos de los involucrados en la operación fueron descubiertos al intentar huir de la unidad militar donde cumplían más tiempo del establecido en el Servicio Militar y desvelaron todo el plan.

Los otros dos, Leandro Cerezo y Yoan Torres Martínez tuvieron que esconderse durante una semana en la misma unidad luego de que este último matara a un soldado que se cruzó en su camino cuando intentaba salir por una posta.

Torres Martínez también disparó y mató a un oficial que fue tomado como rehén en el autobús en que se dirigieron al aeropuerto José Martí. Los dos fueron condenados a perpetua.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba