Bomberos controlan el incendio subterráneo que dificultaba labores de rescate en derrumbe de Miami Beach

“Afortunadamente hemos podido controlar el incendio que nos afectaba en estos días y ahora podemos concentrarnos en las labores de búsqueda y rescate de las personas que permanecen entre los escombros”, dijo la portavoz del Departamento de Bomberos de Miami, Érika Benítez.

Imagen del edificio parcialmente derrumbado en Surfside Foto © CiberCuba

El incendio subterráneo desatado tras el desplome parcial del edificio Champlain Towers South de Miami Beach fue finalmente controlado este sábado por los equipos de Bomberos de Miami-Dade.

En conferencia de prensa, la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava informó que se habían hecho grandes progresos con el incendio propagado bajo los escombros del edificio y que dificultaba las labores de rescate. “Estamos listos para retomar las labores de rescate con muchas menos limitaciones”, añadió.

“Nuestra prioridad más alta es continuar con las operaciones de búsqueda y rescate, y salvar cuantas vidas podamos”, especificó Levine Cava. “Nuestros equipos están trabajando sin descanso en ese sentido… Esta mañana todavía estaba descontrolado, con fuego y humo que impedía el trabajo de los rescatadores, pero la situación ya está estable”.

“Nuestro objetivo aquí es sacar a esas personas de los escombros y traerlas de vuelta con sus familias. Es nuestro objetivo hoy, mañana, pasado y cuantos días tomen hasta que la tarea esté hecha”, comentó el alcalde de Surfside, Charles Burkett, al tiempo que afirmó haber recibido llamadas de apoyo desde la Casa Blanca, senadores, congresistas y de toda la ciudad de Miami.

Por su parte, el jefe del Departamento de Bomberos de Miami-Dade, Alan Kominski, explicó que continúan con su estrategia de búsqueda y rescate de sobrevivientes y de los cuerpos de los fallecidos. En ese sentido, dijo, resultó crucial haber contenido el fuego y el humo sobre las 10 de la mañana del sábado, lo cual permitió el trabajo continuado de los rescatistas.

“Teníamos mucho humo en el área de trabajo, lo cual impedía ciertas labores de rescate”, confirmó la portavoz del Departamento de Bomberos de Miami, Érika Benítez. “Afortunadamente hemos podido controlar el incendio que nos afectaba en estos días y ahora podemos concentrarnos en las labores de búsqueda y rescate de las personas que permanecen entre los escombros”, añadió.

Utilizando tecnología infrarroja, espuma y agua para combatir el incendio, los rescatistas consiguieron controlar un fuego cuya fuente no se había logrado localizar.

"Nos enfrentamos a dificultades increíbles con este incendio. Es un fuego muy profundo que se ha estado esparciendo por un tiempo. Se ha esparcido de forma lateral debajo de los escombros. Es extremadamente difícil localizar la fuente del incendio y, por tanto, detenerlo", dijo este sábado la alcaldesa Levine Cava.

El incendio no solo representaba un peligro para posibles sobrevivientes y para los propios rescatistas, sino que dificultaba la labor de búsqueda de los perros adiestrados, ya que el humo interfiere en su olfato y los confunde.

El incendio se detectó desde los primeros momentos tras el derrumbe. Al principio como pequeños fuegos, pero luego se fueron esparciendo entre los escombros y ganando profundidad.

"Es muy importante mantener la esperanza, la gente lo necesita. Los bomberos están trabajando duro, 24 horas, tan duro como les es posible. Esto es muy frustrante, porque queremos rescatar a tanta gente como podamos, pero este proceso es muy lento y hay que entenderlo", apuntó este sábado el jefe de la Comisión de Miami-Dade, pidiendo comprensión y esperanza a las personas.

En la conferencia de prensa de este sábado, la alcaldesa Levine Cava se refirió al proceso de identificación de víctimas, explicando que es muy complejo y avanza lento. “Por eso estamos pidiendo colaboración a los familiares de potenciales víctimas del incidente, para que nos permitan reunir muestras de ADN que nos ayuden en la identificación”, añadió.

Por el momento, las autoridades han confirmado el hallazgo de cinco cadáveres y cuatro de ellos han sido identificados. Entre los fallecidos, el matrimonio de cubanos formado por Antonio Lozano (83 años) y Gladys Lozano (79) fueron identificados rápidamente gracias a las muestras de ADN aportadas por sus hijos.

La tercera víctima identificada corresponde al cubanoamericano Manuel LaFont, de 54 años de edad y nacido en Houston (Texas). Con las últimas identificaciones, el número de desaparecidos desciende por el momento a 156 personas.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba