El estremecedor relato de un sobreviviente del derrumbe en Miami que se salvó “de milagro”

“Corrí al pasillo y una nube de polvo me golpeó. Vi la estructura del edificio cayendo, losas de hormigón, personas. Escuché voces de vecinos pidiendo ayuda”, dijo emocionado Rosenthal.

Estado en que quedó el edificio y el sobreviviente Steve Rosenthal Foto © Twitter / Miami-Dade Fire Rescue - Telemundo 51

Primero escuchó como un trueno, el más potente de su vida. Cinco segundos después, parte de la estructura del edificio Champlian Towers South se vino abajo. Steve Rosenthal, de 72 años, escapó por metros de la muerte.

“Me salvé de milagro. Una habitación más y no habría hecho el cuento”, relató este domingo Rosenthal a Telemundo51. “Salí al balcón y el apartamento del vecino contiguo a mi puerta había desaparecido”.

Pasados los tres primeros días del derrumbe del edificio de apartamentos en Surfside, y mientras continúan las labores de búsqueda y rescate de sobrevivientes, comienzan a aparecer los primeros testimonios de los sobrevivientes del catastrófico suceso.

“Corrí al pasillo y una nube de polvo me golpeó. Vi la estructura del edificio cayendo, losas de hormigón, personas. Escuché voces de vecinos pidiendo ayuda”, dijo emocionado Rosenthal. Minutos después, los bomberos lo rescataron de su balcón, como a otros vecinos suyos.

“Escuché a la gente gritar: ‘¡Ayuda! ¡Sáquenme!’. Conozco a esta gente, son mis vecinos; es algo muy triste. No puedes hacer nada por todo el hormigón y todo se ha caído”, comentó el inquilino del séptimo piso de Champlain Towers South, quien aseguró haberse salvado “de milagro”.

“Gracias a Dios estoy vivo; creo que mis padres estaban pendientes de mí”, contó un emocionado Rosenthal a los periodistas del The New York Post. Residente en el condominio desde hace dos décadas, Rosenthal vivió desde adentro el colapso de la estructura de su edificio.

Luego de escuchar el estruendo, Rosenthal vio que “la cama y la habitación empezaron a temblar”. En ese momento, pensó que “estaba soñando”, pero empezó a ver caer polvo desde el techo y saltó de la cama. Al salir al pasillo del edificio, comprobó que una puerta más allá, el techo y suelo del edificio habían cedido. Todavía tuvo tiempo de hacerle una foto con su móvil.

“Llega a caer un apartamento más y no estoy aquí”, aseveró el hombre, que trabaja en el sector de la publicidad y el entretenimiento. Su relato se vuelve escalofriante al asegurar que escuchó las voces de vecinos pidiendo ayuda debajo de los escombros, pero que nada pudo hacer por ellos.

“Estaba asustado. De repente, me asomé al balcón y había 40, 50, 60 camiones de bomberos. Era una locura. Nos gritaban ‘deben evacuar, vamos a ir a rescatarlos’”, relató. Ante esta situación, Rosenthal volvió corriendo a su apartamento para cambiarse y coger algunas pertenencias. Luego, esperó en el balcón a ser asistido por los equipos de rescate.

Minutos después estaba siendo rescatado por los bomberos que los subieron junto a un par de vecinos más en una carretilla elevadora. Pasado el estado de shock inicial, este sábado Rosenthal presentó una demanda contra el edificio. Asimismo, decidió colaborar con Global Empowerment Missión para ayudar a los sobrevivientes.

“Recaudamos 250.000 dólares, y estamos entregando ese dinero a los sobrevivientes directamente en tarjetas de dinero: 1.500 dólares cada uno, y reciben una caja de artículos esenciales”, explicó.

Ahora, tras la traumática experiencia, reconoce que ve la vida con otra perspectiva. “Los desastres que nos parecen tan lejanos, pueden golpearnos y es entonces cuando la generosidad de la comunidad y voluntarios marcan la diferencia. Ahora entiendo cosas que antes no parecían tener mayor importancia, la solidaridad, la amistad”, dijo el vecino afortunado.

Mientras tanto, las autoridades locales y estatales redoblan esfuerzos para localizar sobrevivientes entre los escombros. El domingo la cifra oficial de fallecidos subió a nueve y los desaparecidos son 156.

Por su parte, la alcaldesa de Miami-Dade, Daniela Levine Cava dijo que “habrá una oportunidad para las visitas y será un evento muy privado”, para los familiares de las víctimas. Muchas de ellas habían solicitado acercarse al lugar del derrumbe con la intención de rezar y llorar por sus familiares.

En relación con las ayudas y la asistencia a las víctimas y sus familiares, la administradora de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), Deanne Criswell, anunció que su organismo ya ha puesto en marcha un sistema de solicitud de ayudas económicas para las familias afectadas. La funcionaria reconoció que asociaciones no lucrativas también se han unido.

Es el caso, por ejemplo, de la Bravo Family Foundation, una organización privada que realizó un donativo de más de un millón de dólares y que fue creada “para promover el espíritu empresarial, el liderazgo comunitario y el desarrollo económico”.

“Todavía hay lugar para las donaciones”, dijo el alcalde de Surfside, Charles Burkett, quien señaló que los vecinos del edificio colapsado que estuvieron a salvo fueron reubicados en hoteles cercanos. En uno de ellos, el Grand Beach, se ha instalado un centro de reunificación donde se alojan las familias de las víctimas.

Con el paso de las horas, disminuyen las esperanzas de encontrar sobrevivientes, por lo que se está pidiendo a los familiares muestras de ADN para ayudar a identificar los cuerpos y restos extraídos de los escombros.

De momento, las autoridades han identificado a 9 fallecidos. Continúan desaparecidas 156 personas. Otras 130 fueron localizadas a salvo, entre rescatados y residentes del condominio que no estaban presentes en el momento del colapso.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba