Todas las provincias cubanas en fase de normalidad tras el paso de Elsa

Según las autoridades, las lluvias que dejó la tormenta fueron positivas y mejoran las capacidades de los embalses.

Paisaje habanero tras el paso de la tormenta Elsa Foto © Foto: BigFish

Las autoridades cubanas informaron este martes que la tormenta tropical Elsa ya no representa peligro para la isla, por lo que decidieron que a partir de las 08:00 horas de hoy pasaran a la normalidad las provincias de Sancti Spíritus, Cienfuegos, Villa Clara, Matanzas, Mayabeque, La Habana, Artemisa, Pinar del Rio y el Municipio Especial Isla de la Juventud, que se encontraban en fase de alerta.

El Instituto cubano de Meteorología y la Defensa Civil orientaron mantenerse atentos a la probabilidad de lluvias aisladas y tormentas eléctricas asociadas al organismo ciclónico y prestar especial atención a las orientaciones de las autoridades locales.

También se recomienda evaluar las afectaciones que se hayan originado en lugares puntuales y cumplimentar las acciones de restablecimiento de los servicios vitales.

Se reitera tomar todas las medidas para la recuperación en aquellos lugares que han sido afectados, y mantener la vigilancia sobre las lluvias o vertimientos de embalses que puedan provocar inundaciones.

Según las autoridades, el paso de la tormenta tropical por la costa sur del archipiélago y su influencia en las zonas montañosas no dejó daños mayores de Guantánamo a Cienfuegos, sólo evacuados y afectaciones a la agricultura, sobre todo en el oriente.

Al contrario, las lluvias dejadas son positivas, una garantía presente y a futuro para el consumo de la población y el uso agropecuario.

Según las previsiones, en las presentes jornadas podría acumularse el 29 por ciento de la media histórica de las lluvias de julio. En occidente se prevé el 45 por ciento de las precipitaciones del mes; en el centro, el 23 por ciento, y en el oriente, el 17 por ciento.

Alrededor de 400 millones de metros cúbicos de agua podrían acumularse en las presas del país debido a Elsa, lo que permitiría disponer en los próximos días, tras los escurrimientos de las montañas, del 66 por ciento de la capacidad de embalse nacional.

A su paso por el sureste de Cuba con una velocidad de más de 100 km/h, Elsa dejó fuertes ráfagas de viento y copiosas lluvias en las provincias orientales, llegando a dañar cultivos de plátanos.

Pero lo que más se temía era su entrada de lleno a la isla, que se produjo en la tarde del lunes por la suroccidental península de Zapata.

Elsa siguió perdiendo fuerza al desplazarse lentamente sobre tierra firme en las provincias de Matanzas y Mayabeque con vientos máximos de 85 km/h, que produjeron tormentas eléctricas, vientos moderadamente fuertes y lluvias en toda la región central y centro occidental, incluidas las provincias de Villa Clara, Sancti Spiritus y Cienfuegos.

Destacaron las abundantes precipitaciones en la ciudad de Cienfuegos, que alcanzaron los 198 mm, según el Instituto de Meteorología de Cuba (Insmet), y dejaron imágenes de calles inundadas.

Los efectos de Elsa sobre la región occidental, que el evento meteorológico atravesó en la tarde y la noche de este lunes, aún están por evaluarse.

El balance y la información sobre las afectaciones fue ofrecido por los gobernadores de las 15 provincias y las autoridades del municipio especial Isla de la Juventud —en videoconferencia— durante la reunión conjunta de este lunes del Grupo temporal de trabajo del Gobierno para la prevención y control de la COVID-19 y el Órgano económico-social del Consejo de Defensa Nacional (CDN).

El encuentro fue encabezado por el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel; el primer ministro, Manuel Marrero Cruz; y el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo Hernández, todos miembros del Buró Político del Comité Central del Partido.

Elsa, la quinta tormenta y el primer huracán (alcanzó fuerza de categoría 1) de la temporada en el Atlántico, fue perdiendo virulencia tras azotar las Antillas menores y bordear la costa sur de La Española, dejando en sus primeros días un saldo de 3 muertos y diversos daños materiales.

La tormenta prosigue ahora su curso hacia la costa oeste de Florida, si bien sus vientos y lluvias asociados se sentirán también en la costa del sureste, incluido el condado Miami-Dade, donde esta tarde se emitieron alertas de tornados y empezaron las precipitaciones.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba