Fallece por coronavirus el poeta cubano Marino Wilson Jay

También deja una obra como ensayista y trabajó por muchos años en la Televisión en Santiago de Cuba.

Facebook/Fundación Caguayo
El poeta cubano Marino Wilson Jay Foto © Facebook/Fundación Caguayo

El poeta cubano Marino Wilson Jay falleció este jueves en la ciudad de Santiago de Cuba, víctima de la pandemia de coronavirus.

“Con el dolor más profundo con que se despide a un amigo, a un compañero, a un padre, a un hombre excepcional, a un poeta decimos adiós a nuestro querido Marino Wilson Jay. Nuestro Marino Wilson tan querido y respetado por su sabiduría y por ser una persona íntegra”, refiere el perfil de Facebook de la Fundación Caguayo de Santiago de Cuba, institución cultural, fundada por el artista Alberto Lescay.

La nota refiere que “luego de la noticia de que fuera ingresado de forma urgente, en menos de 24 horas llega la misiva de una muerte atropellada, ocasionada por la Covid -19. Aunque, sin tiempo aún para aceptar su partida, el Sistema Caguayo, de quien formaba parte hace ya varios años, su familia, lo abraza y lo despide”.

“El arte y la literatura cubana hoy están de luto. Otro duro golpe, otra pérdida más, otro adiós inesperado. Solo queda decir que enviamos el más sentido pésame a familiares y amigos. Y usted querido poeta descanse en paz. Sus enseñanzas y su obra estarán siempre con nosotros, quienes tenemos el compromiso de hacerlas valer y conservarlas para la posteridad”, concluye la nota de condolencias.

Marino Wilson Jay, de 75 años de edad, además de su poesía, deja una obra como ensayista. Nació en Guantánamo el 9 de julio de 1946. Publicó y obtuvo premios en Cuba y en el extranjero, además de trabajar como asesor de Tele Turquino.

Fue presidente de la UNEAC en Santiago de Cuba, presidente de la sección de cine, radio y televisión de la Brigada Hermanos Saíz, director de la revista El Caserón y presidente de la Filial de la Fundación Nicolás Guillén, en la provincia santiaguera.

Entre sus libros están Así comenzó la alborada (Ediciones Uvero, Santiago de Cuba, 1982); Granada la bella (Ediciones Caserón, Santiago de Cuba, 1987); El cuaderno malo (Ediciones Catedral, Santiago de Cuba, 1999); Ensayos sobre la poesía de Víctor Villegas (Santo Domingo, República Dominicana, 2000) y Antología Ecos para su memoria (Ediciones UNIÓN, Ciudad de La Habana, 1989).

Igual colaboró en diversas revistas nacionales y extranjeras, como SantiagoCasa de las AméricasLa Gaceta de CubaDel CaribeLa PalmaBoletín CatálogoHerediaPerfil de SantiagoBoletín La TejaBohemiaEl CaserónTallerIdeas en Feria, y El Caimán Barbudo, entre otras.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba