Cubanos celebran a la Virgen de las Mercedes fuera de su iglesia en La Habana

La Virgen de las Mercedes es una de las advocaciones de la Virgen María, y en España y América Latina se la representa desde el siglo XVI con la túnica, el escapulario y la capa de color blanco. Los cubanos le piden en el peor pico de la pandemia del coronavirus.

Cubanos celebran Día de las Mercedes Foto © Cubanet

Decenas de cubanos celebraron este viernes a la Virgen de las Mercedes en las afuera de su iglesia en La Habana Vieja, donde colocaron más de un centenar de velas. 

"La fe mueve montañas y también el corazón de los cubanos. Devotos de la Virgen de la Merced la celebraron en su día reuniéndose afuera de la iglesia dedicada a ella, en La Habana Vieja. El 24 de septiembre es el día de la Virgen de la Merced o Nuestra Señora de las Mercedes. #Cuba", posteó en sus redes sociales el portal de noticias Cubanet. 

Ese medio de prensa, además, publicó imágenes de los devotos, la mayoría mujeres, llevando flores a la virgen y orando en su presencia cuando los habitantes de la isla enfrentan la pandemia del coronavirus, que deja decenas de muertes diariamente a lo largo y ancho del país. 

Nuestra Señora de las Mercedes o Virgen de las Mercedes, como se le nombra en Cuba, es una de las advocaciones de la Virgen María, y en España y América Latina se la representa desde el siglo XVI con la túnica, el escapulario y la capa de color blanco.

El apelativo de Merced o Mercedes se refiere a la “misericordia”, y se remonta a la antigüedad del siglo XIII cuando la Virgen se le aparece a Pedro Nolasco y lo anima a seguir liberando a los cristianos esclavos de los moros, quienes saqueaban las costas y se los llevaban a África.

En Cuba el culto a la Virgen de las Mercedes se verifica sobre todo en una de las iglesias más notorias de La Habana, la de Nuestra Señora de la Merced.

El templo fue construido en una plazuela que permite apreciar la fachada barroca y el nicho central. 

Condes, marqueses, ricos y distinguidos profesionales, gente de todas las clases sociales, aunaron sus esfuerzos y todos contribuyeron a que el 31 de enero de 1867 se inaugurara el nuevo templo, en la calle Cuba, en el barrio de San Isidro. 

Con el paso del tiempo, la Virgen de las Mercedes se sincretizó en el yoruba Obatalá, orisha mayor, creador de la Tierra y escultor del ser humano, deidad pura y dueño de todo lo blanco, de la cabeza, de los pensamientos y de los sueños.

Para los yorubas cubanos este día es de especial significación para pedir paz en el mundo, en nuestra tierra, en la familia y en nuestra propia alma. Ellos cuentan que Obatalá fue enviado por Oloddumare para crear a los hombres en la tierra y tanto amó a sus hijos que no soporta verlos pelear entre ellos. Por eso siempre hay paz y equilibrio donde él reina.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.