Las palabras perversas: 15 frases para olvidar a Fidel Castro

Estas 15 frases tomadas al azar repasan una parte de nuestra historia nacional con el protagonismo de Fidel Castro, entre 1955 y 2006, y revisarlas sirve para recorrer de un tirón 50 años de una perversión discursiva que nos dañó a todos.

Fidel Castro Foto © Embajada de México

Hace cinco años que Fidel Castro está muerto, definitivamente muerto, y los esfuerzos por mantenerlo como tótem protector del régimen totalitario en que degeneró su revolución de pretensiones justicieras, parecen cada vez más baldíos.

Sus admiradores fanáticos y los herederos del poder que no compartió hasta que la biología le ajustó cuentas, 10 años antes de su muerte, siguen enfrascados en un desesperado afán por la resucitación de su figura para proyectarla hacia las nuevas generaciones y el futuro del país. Pero se trata de gestos patéticos para imponer un legado de héroe epónimo de Cuba que no encaja en el sentir de los más jóvenes.

¿Qué puede decirle Fidel Castro a estas alturas a los cubanos que tendrán sobre sus hombros el futuro del país? Para los jóvenes que hoy rondan los 20 años, prácticamente es una imagen perdida en el tiempo, un eco del pasado, dado que apenas tenían uso de razón cuando desapareció de la escena pública a causa de una hemorragia intestinal, en julio de 2006. Para una franja de personas maduras, envejecientes y ancianos atrapados en una Historia que nunca brotó en el bienestar de las promesas mesiánicas, Castro es cuanto menos una postal para el olvido.

Cinco años después del depósito de sus cenizas en una piedra inefable en el Cementerio de Santa Ifigenia, rodeado de próceres de la independencia cubana, el hombre que rigió con mano de hierro los destinos de Cuba por más de cinco décadas, condicionó rumbos políticos en América Latina y África, y puso al mundo al borde de un conflicto nuclear, se desvanece en los rumbos descarrilados de un país empobrecido, fragmentado y sumido en la incertidumbre.

Estas 15 frases tomadas al azar durante la revisión de discursos y materiales por años, repasan una parte de nuestra historia nacional con el protagonismo de Fidel Castro, entre 1955 y 2006, y revisarlas sirve para recorrer de un tirón 50 años de una perversión discursiva que nos dañó a todos. Conviene recordar cómo la mentira fue parte de la estrategia de ese discurso que aún resuena como trasfondo de la pantomima gubernamental del designado Miguel Díaz-Canel y sus compinches.

Estos son también los jirones verbales de nuestro accidente histórico y de la falacia de una utopía devenida en autocracia y horror. Las palabras han terminado empujando al deicidio de Fidel Castro.

Cubanos que emigran 

1. “Los cubanos tienen que emigrar de su tierra, porque allá, honradamente, no se pueden ganar el pan. (…) Cada día son más los cubanos que llegan y las colas son interminables frente al Consulado americano. Batista está resolviendo el problema del desempleo gestionando con el Consulado que se den más visas todos los años. Batista está resolviendo el problema de Cuba dejando a Cuba sin habitantes”. (Discurso ante emigrados cubanos en Nueva York, octubre de 1955)

Ejercicio del poder

2. “El poder no me interesa. Después de la victoria quiero regresar a mi pueblo a continuar con mi carrera de abogado”. (Entrevista con Herbert Matthews en The New York Times, febrero de 1957)

Libertad

3. “Aunque la dictadura, la ignorancia, la férula militar y la opresión política han hecho proliferar muchos grandes males en nuestro pueblo, todos ellos tienen una raíz común: la falta de libertad”. (Revista Coronet, febrero de 1958)

Patria o muerte

4. “No solo sabremos resistir cualquier agresión sino que sabremos vencer a cualquier agresión y nuevamente no tendríamos otra disyuntiva que aquella con que iniciamos la lucha revolucionaria, la de la libertad o la muerte, solo que ahora libertad quiere decir patria y la disyuntiva nuestra sería Patria o Muerte”. (Discurso en el entierro de las víctimas del sabotaje al barco La Coubre, 5 de marzo de 1960). 

Superar la escasez

5.  “Y el pueblo que está dispuesto a soportarlo todo, y que soportará cuantos sacrificios sean necesarios si el futuro de la patria lo exige, si el triunfo de la patria lo demanda, lo soportará con mucho mayor tesón y con mucha mayor satisfacción, si sabe que, ni uno solo de nosotros se queda dormido en su puesto, que ni uno solo de nosotros se cruza de brazos, sino que cada uno de nosotros hace el máximo, que cada uno de nosotros hace todo lo posible por salir adelante de las escaseces y de las dificultades”. (Discurso en el Teatro Charles Chaplin, 26 de agosto de 1961)

Ataque nuclear contra EE.UU.

6. “La agresividad de los imperialistas los hace extremadamente peligrosos, y si ellos se las arreglan para llevar a cabo una invasión de Cuba -un brutal acto en violación de las leyes universales y morales- ese sería el momento para eliminar este peligro para siempre, en un acto de la más legítima autodefensa. Por dura y terrible que sea la solución, no habría otra”. (Carta a Nikita Jrushev durante la Crisis de los Misiles, 26 de octubre de 1962

Exiliados de rodillas

7. “A nuestros enemigos se les llenará la cabeza de canas, que nuestros enemigos envejecerán fuera de la patria. Nosotros estamos seguros de eso. Nosotros estamos seguros de que algún día llorarán amargamente su falta de fe en la patria, sus espíritus cobardes, su condición de traidores. No tengo la menor duda de eso. ¡Y no tengo la menor duda de que algún día muchos pedirán de rodillas regresar a Cuba!” (Instituto Victoria de Girón de La Habana, 17 de octubre de 1962)

Dejación del poder

8. “Esta revolución es afortunadamente una revolución de hombres jóvenes (…) Hacemos votos para que todos los revolucionarios, en la medida que nos vayamos poniendo biológicamente viejos, seamos capaces de comprender que nos estamos volviendo biológica y lamentablemente viejos; hacemos votos para que jamás esos métodos de monarquías absolutas se implanten en nuestro país y que se demuestre con los hechos esa verdad marxista de que no son los hombres, sino los pueblos, los que escriben la historia”. (13 de marzo de 1966)

Frutas, vegetales, leche y café

9. “Llegará el día en que las frutas, los vegetales, hasta la leche se distribuirá gratuitamente a todo el pueblo (…) Llegará un momento, señores, llegará un momento en que podremos decirle también al pueblo: 'El café que quieran vayan a buscarlo al mercado gratuitamente'”. (Discurso del 18 de mayo de 1967)

Genes revolucionarios

10. “La construcción del socialismo es tarea de hombres y mujeres absolutamente libres y absolutamente voluntarios. Quien no tenga genes revolucionarios, quien no tenga sangre revolucionaria, quien no tenga una mente que se adapte a la idea de una revolución, quien no tenga un corazón que se adapte al esfuerzo y al heroísmo de una revolución, no lo necesitamos en nuestro país”. (1 de mayo de 1980)

Asunto de fe

11. “La fe de un cristiano y la fe de un revolucionario no se pueden simular, y la mentira no se puede disimular”. (Declaraciones a Frei Betto, 1985)

Socialismo tardío

12. “¡Ahora sí vamos a construir el socialismo!” (Discurso en diciembre de 1986)

Invasión y muerte

13. “Con armas en la mano, no me importa la forma en que muera, pero con la seguridad de que, si nos invaden, moriré combatiendo”. (Discurso del 30 de enero de 2004

Panes y peces

14. “Con las prédicas de Cristo se puede hacer un programa socialista radical (…) Cristo convirtió el agua en vino y multiplicó los peces y los panes, eso mismo es lo que queremos hacer nosotros, multiplicar los peces y los panes”. (Entrevista con Ignacio Ramonet, 2005)

Predicción

15. “Que no se preocupen los vecinitos del norte, Estados Unidos, que no pretendo ejercer mi cargo hasta los 100 años". (Discurso del 26 de julio de 2006)

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Wilfredo Cancio Isla

Periodista de CiberCuba. Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de La Laguna (España). Redactor y directivo editorial en El Nuevo Herald, Telemundo, AFP, Diario Las Américas, AmericaTeVe, Cafe Fuerte y Radio TV Martí.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba