APP GRATIS

Hijo del cubano "pagador de promesas" se reencontrará con su padre de camino al Cobre

“Ojalá su vida sea infinita, que la Virgen lo premie con que su vida sea infinita, ojalá, para que nunca me falte”


Este artículo es de hace 1 año

Lázaro Quintero Bermúdez, el hijo del cubano que está atravesando la isla a pie para cumplir una promesa a la Virgen de la Caridad, anunció que se reunirá con su padre antes de que este regrese del Cobre para abrazarlo y decirle cuánto lo ama y que es su héroe.

“He sufrido y he llorado bastante porque sé que lo que él está haciendo es una tremenda hazaña, porque ya está mayor y mi padre está enfermo”, dijo Lázaro en entrevista con el periodista Julio Acanda.

“Antes que él regrese yo voy para allá a verlo. Yo lo que voy a hacer es abrazarlo, decirle gracias por lo que hizo, porque lo que hizo es algo inconcebible, eso se agradece millones de veces. Eso se dice y no se cree”, añadió, y explicó que la decisión de su padre de atravesar la isla a pie estuvo motivada por una recaída “bastante fea” que él tuvo en diciembre de la enfermedad que padece.

“Abrazarlo y decirle que lo quiero mucho, que es mi héroe, mi gran héroe”, reiteró Lázaro Quintero, quien añadió que no sabe lo que pueda pasar, pero que en todo caso lo que desea es que su papá viva 150 años.

“Ojalá su vida sea infinita, que la Virgen lo premie con que su vida sea infinita, ojalá, para que nunca me falte”, concluyó visiblemente emocionado.

Omar Quintero Montes de Oca, a quien se le conoce como "el Pagador de Promesas” debido a una telenovela brasileña de los años 80 que trataba ese tema, salió el 15 de enero desde Marianao con un carrito de fabricación casera en el que transportaba una imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre que lo acompaña desde hace más de 20 años.

¿El propósito? Pedirle un milagro a la Virgen por la salvación de su hijo Lázaro, enfermo de cáncer.

Desde entonces, miles de cubanos se han unido al hombre de 56 años en su largo recorrido para acompañarlo o brindarle todo tipo de asistencia y ayuda, lo que ha dejado emotivas escenas de solidaridad.

En declaraciones al periódico Escambray a finales de enero, Quintero Montes de Oca relató que "cuando la ciencia se cruzó de brazos y en cada parte médico el diagnóstico no encontraba la luz, él corrió a una esquina del hospital oncológico de La Habana para pedir un milagro. Fueron 14 días de un duelo desigual con la muerte. Y ya han pasado 10 años”.

"Tengo 56 años, soy hipertenso y sufro de una hernia discal que ni se ha enterado de mi andar. Mi preparación para enfrentar la travesía es solo psicológica. Las fuerzas están, tanto es así que fumo desde los 14 años y ahora me doy cuenta que estoy entero. Subí las lomas de Matanzas como si nada. Claro, yo sé que en eso está mucho mi fe”, sentenció.

En los últimos días Omar Quintero Montes de Oca atraviesa la provincia de Camagüey, cada vez le queda menos camino para arribar a su meta.

¿Qué opinas?

COMENTAR

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689


Siguiente artículo:

No hay más noticias que mostrar, visitar Portada