Trabajadores de INPUD en Villa Clara realizan "producciones alternativas" para poder cobrar salarios

Por falta de materias primas, la fábrica pasó de ensamblar ollas, cocinas y fregaderos a producir estantes, rejillas sanitarias, vianderos y soportes de televisor.

Trabajadores/ Lourdes ReyTrabajadores/ Lourdes Rey
Trabajadores de INPUD en Villa Clara Foto © Trabajadores/ Lourdes Rey

Trabajadores de la Industria Nacional de Utensilios Domésticos (INPUD) de Villa Clara, única del país que fabrica ese tipo de enseres para el hogar, tuvieron que empezar a realizar "producciones alternativas" para poder cobrar sus salarios, debido a la falta de materias primas.

Desde el inicio del año, las brigadas de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Progar, que ensambla ollas, cocinas y fregaderos, tuvo que mandar a sus trabajadores para sus casas porque no tenían con qué laborar.

En enero la garantía salarial fue del 100 por ciento, pero al llegar febrero, al mantenerse la situación, la ley establece que debían estar al cero por ciento.

Por ello, la administración de la fábrica decidió buscar producciones alternativas para financiar el gasto por interrupciones al 60 por ciento, y amortizar así el gasto de salario.

Fue así como en lugar de fabricar equipos y enseres para la cocina, produjeron repisas, estantes, rejillas sanitarias, vianderos, soportes de televisor y hélices de ventiladores, entre otros.

"La decisión es no llegar a ese extremo. No tener trabajadores al cero por ciento", explicó Marisel Monteto Lago, directora general de INPUD, al semanario Trabajadores.

Otra de las medidas para mejorar los ingresos individuales de los obreros fue contratarlos para hacer determinados servicios, en las tardes o durante los fines de semana, además de sus labores cotidianas en el taller.

"Dieciocho trabajadores son los encargados de dar mantenimiento de las áreas verdes, las que son extensas, dispersas y diversas. La atención al entorno de la empresa no tenía sistematicidad, era contratando a terceros, de la forma en que lo estamos haciendo ahora beneficia a estos obreros", precisó la directiva.

Hace solo dos años la INPUD acometió un gran proceso de modernización de sus maquinarias con el objetivo de fabricar 16,000 refrigeradores y unas 40,000 ollas arroceras, así como juntas y piezas de repuesto.

La inversión, de más de un millón de pesos, fue aprobada para ampliar las capacidades productivas de la instalación.

A finales de 2000 la fábrica "rescató" la producción de cocinas de horno eléctricas y de gas para su comercialización en las tiendas de Moneda Libremente Convertibles (MLC).

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba