Hombre detrás de un colibrí

La pasión emprendedora de un cubano que primero fue a Venezuela y, ahora en España, produce una bebida artesanal para mercados gourmet.

Cortesía del entrevistado
Rolando Rojas Cruz con una botella de su bebida natural Zunzún Foto © Cortesía del entrevistado

Rolando Rojas Cruz (Cabaiguán, 1992) es un pequeño empresario cubano afincado en Valencia, este de España, a la que quiere conquistar con el sabor de sus bebidas naturales, agrupadas bajo la marca Zunzún, que también exporta a Corea del Sur y quiere hacerlo al resto de Europa.

Salió de Cuba con doce años, pero nunca ha podido olvidar lomeríos y arroyuelos, ni a sus amigos del colegio; que fueron sus primeros clientes a los que vendió collares de caña brava y perlas plásticas, y pulsos hechos con mangueritas de suero e hilos de diferentes colores, los vendía a un peso, y llegué a vender siete en su colegio, cuando solo contaba con 8 años.

Ya en Venezuela, fabricó -con su abuela de origen canario- su primera bebida artesanal, siguiendo la tradición familiar en el pueblo espirituano, también conocido como el de los verracos. La noche chavista lo reemigró a España, donde comparte su trabajo diario en una empresa de telecomunicaciones con su pasión emprendedora.

¿Cómo se te ocurrió la idea de crear una bebida y cómo fue su proceso de elaboración y patentado de la marca?

Hasta el momento aunque había crecido en el mundo de la elaboración de los" vinos de frutas" nunca había preguntado a mis abuelos cual era la receta. Viviendo en Venezuela, comenzamos elaborando -mi abuela y yo- unos cincuenta, los primeros meses; hasta llegar a hacer más de cien. Viendo que tenía potencial de crecimiento, registré la empresa "Casa Rojas Hernández Cía". para elaborar vinos de fruta, con la marca Zunzún.

A los pocos meses de haber llegado a España, con muy poco dinero, y sin trabajo, esa fue mi idea, buscar la forma de seguir haciendo Zunzún. Luego de reunir un capital y de encontrar donde hacerlo, registré la marca e hice un primer lote; de menos de mil botellas, coincidiendo con el cincuenta aniversario del primer vino hecho por mis abuelos, allá en Cabaiguán. 

Zunzún es una marca registrada en la Oficina Española de Patentes y Marcas y, si te fijas en nuestra etiqueta, la palabra aparece en letras mayúsculas.

¿Es muy complicado establecer y hacer comercial una marca de bebidas en España?

La competencia es grande, porque hay muchos tipos de bebidas. Pero siempre se puede identificar el tipo de cliente y enfocarse en un mercado en específico, como es el de las bebidas fabricadas en pequeñas cantidades, dirigidas a un  público que le gusta los productos artesanales, gourmet, sin químicos, con muy poca manipulación humana; y a los cubanos que quieren sentir el sabor de los productos de nuestra tierra.

Antes de venir a España, viviste en Venezuela, ¿cómo fue tu vida allí, porqué te fuiste?

Al llegar a Venezuela los primeros años fue una mezcla de alegrías y tristezas. Luego fui adaptándome al lugar; aunque nunca llegué a tener acento venezolano a pesar de haber vivido la mitad de mi vida en Caracas, siempre trataba de mantener las palabras cubanas por lo menos con la familia. En Venezuela todo iba relativamente bien hasta que -desde 2013- empezó a decaer la economía por el desabastecimiento de productos e hiperinflación y, en 2018 decido venir con mi esposa venezolana a España, para tener mejor calidad de vida y seguir con mi idea de crear bebidas artesanales y selectas.

De Cuba saliste con doce años, junto a tus padres. ¿Qué recuerdas de aquel trance, has vuelto, qué recuerdos tienes de tu país natal?

Salir con 12 años del país donde naciste no es fácil y, a pesar de tener más abundancia material, el primer año no la pase bien el primer año extrañando las personas que había dejado en Cuba, Tal vez si hubiera salido después de los 18 hubiera sido un poco diferente.

Todos los años volvía a Cuba incluso hasta dos veces, en verano para pasar las vacaciones con mis amigos. Mis mayores recuerdos de estar allá son ríos, playas, campos. Si pudiera, me gustaría conocer toda la isla.

¿Cómo es Cabaiguán, cómo eran tus abuelos y demás familiares?

Cabaiguán es un hermoso pueblo con una gente excelente. Históricamente, de los mayores productores de tabacos de Cuba; conocido curiosa y cariñosamente como el pueblo de los verracos.

Hasta que nos fuimos, mis abuelos fueron muy queridos, por todos en el pueblo, alegres y dicharacheros. Somos una familia cubana humilde, descendiente de canarios.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.