Concierto de Olga Tañón en Santiago de Cuba

Esta noticia es de hace 5 años

Olga Tañón hizo vibrar a Santiago de Cuba. Ni los problemas de sonido, ni el descomunal calor, ni la lluvia súbita que obligó a que el espectáculo cerrara sin interpretar el clásico “Es mentiroso”, pudieron detener la pasión y la gozadera de las sobre 300,000 almas presentes en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo.

Desde tempranas horas de la mañana el mar de gente comenzó a arremolinarse para ver el primero de una serie de dos conciertos que Tañón dará en suelo cubano. Se fueron acumulando por decenas de miles y a la hora de comenzar el show, poco más de las 3:00 p.m. el recinto estaba al tope.

El inicio fue solemne, con el tema “Aleluya” como entrante, el cual fue interpretado por Tañón junto a su hija Gabriela y un coro de niños cubanos. Después de ahí, todo fue pura fiesta y el concierto puede ser llamado, sin temor a equivocarse, como el baile de merengue más grande del mundo. 

La artista boricua cantó lo mejor de su repertorio, con éxitos como “Mala”, “Muchacho malo”, “Así es la vida” y “Bandolero”. El mar humano tarareaba las canciones junto a Tañón a pesar de que los problemas de sonido impedían que las personas escucharan con claridad al fondo de la plaza.

Pero la cantante puertorriqueña no se dejó amilanar por las dificultades técnicas. Se las inventó como pudo y se dedicó a interactuar con el público de mil maneras, entre ellas, bailar con un hombre que saltó la valla de seguridad para invitarla a un merengue o cantar a dúo con una doctora que impresionó a todos con una voz tan potente como la intérprete de “Cosas del amor”.  

La energía y la entrega de Tañón en la tarima fue retribuida todo el tiempo por el público santiaguero, el cual nunca dejó de cantar a viva voz sus éxitos.

El que se supone fuera el momento más esperado del espectáculo quedó opacado por el sonido. Cuando Tañón interpretaba el nuevo éxito “Tú eres la razón” junto a Descemer Bueno y Qva Libre, los problemas afloraron, pero la boricua y el cuarteto de cubanos no se intimidaron por el fallo técnico, se pusieron a improvisar y el público simplemente cayó en una suerte de éxtasis musical.

FUENTE: www.elnuevodia.com

 

 

Esta noticia es de hace 5 años
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985