La inseminación artificial, una de las obsesiones de Fidel Castro

Esta noticia es de hace 3 años

En 1981 Fidel Castro anunció en un discurso un nuevo récord de la vaca más famosa de Cuba, Ubre Blanca. Según el entonces presidente del gobierno cubano, la vaca había producido en un día 89,9 litros de leche.

La vaca, que incluso fue protegida por las fuerzas de seguridad, formaba parte de un programa de manipulación genética que había ideado el mandatario para aumentar significativamente la producción de leche y carne en el país. 

Para el mayor de los hermanos Castro la gestión del sector ganadero de Cuba fue una de sus principales obsesiones tras alcanzar el poder. De hecho en los años 60 su objetivo pasaba por crear una raza de vaca que permitiera unir excelentes productos de leche y carne.

Este proyecto debía germinar mediante el cruce genético de varias razas bovinas importadas, lo que provocó que la inseminación artificial pasara a ser un nuevo objetivo del dirigente comunista.

La realidad fue que este peculiar plan genético terminó por convertirse en uno de los grandes fracasos de la Revolución Cubana.

Esta noticia es de hace 3 años
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985