La basura nos come en Miami


Estados Unidos, Sur de la Florida,

Publicado el Miércoles, 27 Septiembre, 2017 - 20:22 (GMT-4)


(Yani Gil / Víctor Flores) La basura se come a Miami. No es una cuestión de estratos sociales ni de barrios de rentas bajas o altas. Da igual. Lo que Irma destrozó sigue en el mismo sitio donde lo dejó el huracán hace casi veinte días. Árboles, ramas, escombros, todo arrinconado, bloqueando las salidas de los garajes de los vecinos, sin que a estas alturas se sepa a ciencia cierta quién o cuándo pasarán a por ellos. Pero esto no viene de ahora. Antes de que el ciclón llegara a la Florida, los contenedores de zonas residenciales como Kendall estaban hasta arriba de bolsas de basura.

Desde el Departamento de Desechos del Condado piden paciencia porque el ciclón dejó en un día la misma cantidad de basura que se recoge en todo un año en Miami. De momento, se marcan como meta devolver la normalidad a la ciudad en el plazo de 60 días.

Da igual para dónde se mire. Dobles a la izquierda o a la derecha, la basura aún permanece en las calles. Sin embargo, Carlos, un operario de la limpieza de la ciudad, asegura que está trabajando en la recogida "desde el día siguiente al huracán". Él hace como promedio unas 50 yardas al día y aclara que las cinco brigadas dedicadas a estos trabajos han avanzado bastante "por lo menos en las estaciones de gasolina". En su opinión, la parte desde Kendall hacia el sur de Miami es la que peor quedó tras el paso del huracán.

No ad for you

En University Lake Park, un área de casas móviles, han encontrado una solución a la basura sin recoger: la sacan de las calles y la acumulan en un área común del vecindiario. Juan Rodríguez, un residente en la zona, ha asegurado a CiberCuba que los camiones de la administración han sacado los restos de ramas secas y todo los destrozos que recuerdan a Irma de las calles y se los han llevado. "Yo estuve tres días limpiando y ya tengo limpiecito todo esto. Ya recobramos la normalidad otra vez", recalcó.

Fran Calderón, vocero del Departamento de Desechos sólidos del condado, ha explicado a CiberCuba que la recogida de toda la basura que inunda las calles de Miami "es una tarea bien grande". Además dijo que este servicio cubre las necesidades de más de 300 millas cuadradas, en las que residen cerca de 300.000 personas. Por eso ha sido necesario recurrir a varios contratistas para que les ayuden a devolver la normalidad a la ciudad.

Asimismo señaló que los servicios no se distribuyen por una u otra zona en dependencia de los ingresos de los vecinos. "Empezamos en las áreas que tenían un lugar al que temporalmente se podían llevar los escombros para poder desechar rápico y salir de nuevo a la calle". Ahora, con la ayuda de los contratistas, tienen 584 camiones adicionales para recoger la basura en todas las áreas del condado.

De momento, el Departamento de Desechos se ha puesto como meta tener recogida en el plazo de 60 días toda la basura que dejó Irma. "Estamos trabajando el máximo posible, doce horas diarias, de siete de la mañana a siete de la noche. Vamos a seguir trabajando todos los días, sábados y domingos incluidos hasta que se termine la tarea".


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Comentarios

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.