Esto es lo que hay que saber para viajar en yate a Cuba desde Estados Unidos

Esta noticia es de hace 3 años

(Yani Gil). Los cubanos residentes en EEUU que quieran viajar a La Habana en embarcaciones de recreo a partir del 1 de enero de 2018 podrían enfrentar condenas de cinco años de cárcel, hasta 250.000 euros de multa o se les podría denegar la entrada en los Estados Unidos si cometen irregularidades. Así lo explica la Guardia Costera en su página web.

CiberCuba ha conversado con Luis Rodríguez, comandante de la Guardia Costera del distrito número 7 de Miami FL., quien ha hecho hincapié en que su labor es salvar vidas y vigilar por el cumplimiento de las reglas.

Además, aclara que el permiso para viajar en yates a La Habana y Varadero desde EEUU, como anunció el ministro de Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, el pasado sábado en Washington, no es nada nuevo para el Gobierno norteamericano porque lo viene autorizando desde hace años.

Así, en 2016 recibieron casi 700 solicitudes frente a las diez recibidas antes del deshielo de las relaciones entre Cuba los Estados Unidos, durante la administración Obama. Ahora esperan que este número aumente a partir del 1 de enero.

"Si usted va a Cuba un fin de semana y al regreso a los EEUU se le hace un abordaje y usted no tiene el permiso aprobado, puede ser arrestado, multado y su embarcación decomisada", explica Rodríguez.

Para viajar en yates desde los EE.UU. a las marinas Hemingway en La Habana o Gaviota, en Varadero, los cubanos deberán solicitar un permiso a la Guardia Costera de los Estados Unidos para poder acceder a aguas territoriales cubanas a bordo de un barco con bandera norteamericana. Para conseguir esa autorización hay que rellenar un formulario al que puede accederse pinchando aquí.

En ese cuestionario, la persona que solicita el permiso se compromete a no violar las leyes o reglamentos de Estados Unidos, incluido el embargo. Además, asume que las personas que viajan en su lancha y, que deberá identificar, también respetarán la legislación estadounidense.

Asimismo, el solicitante admite que incurrir en una declaración falsa, ficticia o fraudulenta será penalizado con cinco años de cárcel y una multa de 250.000 dólares.

Antes de conceder el permiso se exigirán licencias del Departamento de Hacienda, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) y el Departamento de Comercio. En caso de carecer de estas por separado hay que enviar una certificación escrita explicando la situación.

Además, advierten de que al regresar de Cuba hay que ponerse en contacto con la Guardia Costera, Aduanas y Protección de Fronteras. El incumplimiento de esta obligación podría culminar acarreando retraso o denegación de la entrada en los Estados Unidos.

En caso de que se registre alguna irregularidad en el barco, se considerará responsable al dueño de la embarcación o a los operadores. Ellos tendrán que responder si entran personas o productos no autorizados en los Estados Unidos. En situaciones extremas la sanción podría llegar a la incautación del yate.

Todas las solicitudes deben enviarse por correo electrónico a la siguiente dirección: D07-SMB-CubanPermits@uscg.mil. También pueden hacerse llegar por fax a través del 305-415-6791. En caso de dudas, llamar al 305-415-6820.

Dependiendo de los puertos de salida, hay que ponerse en contacto con las siguientes direcciones:

Sector Miami:D07-DG-SECMIAMI-SCC@usgc.mil o en el teléfono 305 535 8701. También están el sector Key West y el St. Petersburg.

El procesamiento y aprobación del permiso tardará un mínimo de dos semanas.

Esta noticia es de hace 3 años
Archivado en:

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985