Antonio Ledezma y el miedo al G2 cubano en Venezuela

Esta noticia es de hace 2 años

(Yani Gil / Víctor Flores)- El líder opositor venezolano Antonio Ledezma ha estado este viernes en la Florida International University (FIU) de Miami en un encuentro con la diáspora venezolana y ha confesado que tuvo apoyo del Ejército para escapar de Venezuela, donde estaba bajo arresto domiciliario. "Me ayudaron militares a fugarme", dijo. Además, aclaró que en este momento "no todos en las Fuerzas Armadas son partidarios de preservar el régimen narcoterrorista de Nicolás Maduro". También confesó que antes de la conferencia pasó por la iglesia de San Judas Tadeo en Miami."Yo busqué mi ayudita durante la escapada: Hazme invisible San Judas, para que no me reconozcan", comentó, arrancando las risas del auditorio.

Ledezma explicó que pudo comprobar que muchos militares venezolanos sienten que están siendo espiados y cuando un subordinado se le acerca en un cuartel a comentarle que el sueldo no le alcanza o alguna otra cosa, no sabe si es un enviado del G2 cubano. "La operación cubana funciona en los cuarteles. Lo mismo que ocurre en La Habana o en cualquier pueblo de Cuba".

La "invasión cubana"

A preguntas de CiberCuba sobre cuán marcada está Venezuela por el G2 cubano, Ledezma contestó que tan marcada está que tienen "a un infiltrado como presidente de la República. Nicolás Maduro y su camarilla son tutelados desde La Habana". Asimismo dijo que no hay diferencia entre Chávez y Maduro. "Son lo mismo. Ambos implantan un modelo anacrónico, que se inspira en lo más rancio del populismo, de la demagogia, con propuestas panfletarias, que terminaron siendo un gran fraude, una estafa para la ciudadanía venezolana".

Sobre la "invasión cubana", Ledezma pidió mirarse en el espejo de Cuba, que lleva 60 años esperando la invasión norteamericana. "Los que tenemos que invadir a Venezuela somos nosotros, los que estamos aquí. Vayamos a reforzar a los que están en Venezuela luchando".

En opinión de Ledezma, la situación en Venezuela es de "hambre" y los militares sufren lo que está pasando como el resto de la población. Él cuenta que la gente que lo iba a visitar se lo comentaba, pero cuando se escapó lo pudo comprobar a lo largo de los 1.200 kilómetros que recorrió. "Vi rostros famélicos, cadavéricos, pueblos desolados. Los camioneros haciendo cola en esos pueblitos para ver si les colocaban gasolina, porque castigan al interior para preservar la paz de Caracas".

El pueblo venezolano

Ledezma niega que el pueblo de Venezuela no responda. "¿Qué más le vamos a pedir? A la gente le pedimos que marche y marcha, que firme y firma con la mano izquierda y con la mano derecha. Le hemos pedido que haga vigilia y hace vigilia; que haga plantones y hace plantones; que haga trancazos y hace requetetrancazos. Ese pueblo lo que necesita es una conducción atinada de parte nuestra, que la gente vea que estamos actuando con sinceridad". Porque, en su opinión, el trabajo más duro no será recuperar las infraestructuras, sino la ética y la moral del país.

Según ha explicado Ledezma, en Venezuela hay hambruna porque en el año 2011 las importaciones eran equivalentes a 62.000 millones de dólares. A día de hoy no pasan de 11.000-12.000 millones de dólares porque cayeron los precios del petróleo y también cayó la producción y se vende menos petróleo y tenemos menos ingresos y así no hay cómo comprar alimentos y medicinas. Por eso, insistió, hay desabastecimiento."En el país no se producen medicinas porque arrasaron con los laboratorios y más bien hay una deuda con éstos, como hay con las líneas aéreas porque los dólares preferenciales se los robaron y están en paraísos fiscales", dijo.

El ex alcalde señaló también que el salario en Venezuela es equivalente a 5 dólares al mes, lo que significa una caída del 90% del poder adquisitivo. "Estamos por debajo de La Habana, de Haití y de cualquier país africano del mundo". La solución para todo, según Ledezma, pasa por un Gobierno de unidad nacional donde se convoque a los mejores.

"Les pido que no vean mi escape como un acto heroico, ni me vean a mí como un héroe porque cuando los pueblos empiezan a buscar héroes hay que preocuparse". Así comenzó su intervención en la FIU el ex alcalde de Caracas, Antonio Ledezma. Lo hizo contando la anécdota de una señora de 85 años que en mayo de 2013 se le acercó para contarle que había cogido un autobús en Miami, después de recorrer kilómetros durante doce o diez horas, para ir a votar.

Los nubarrones

"Muy pronto se van a despejar los nubarrones y un sol resplandeciente nos va a iluminar los cielos de la frontera venezolana que se abrirán de par en par para recibirnos", dijo Ledezma y aclaró que ocurrirá no porque los venezolanos estén esperando el cambio como simples expectadores. Asimismo mostró su rechazo a la propuesta de dialogar con los chavistas como hizo el Gobierno de Colombia con las FARC. "¿Van a equiparar a la oposición de Venezuela con las FARC? Nosotros no traficamos droga, no hacemos secuestros, no utilizamos a niñas para actos de sadismo como hacen los guerrilleros colombianos. Nosotros somos auténticamente democráticos", señaló.

Ledezma defendió además la propuesta de un referéndum revocatorio que propuso la oposición venezolana el año pasado. "Se recogieron las firmas. Fue un acto épico, pero el Gobierno se las arregló y nos quitaron el revocatorio".

Sobre el canal humanitario, Ledezma apuntó que en su opinión, eso no va a resolver el drama de Venezuela. "El drama del hambre y la inseguridad en Venezuela se va a resolver cuando saquemos a Nicolás Maduro de la presidencia de Venezuela".

En este punto, le interrumpe una persona del público para decir que Venezuela no se liberará hasta que no sea expulsado "el Ejército invasor cubano".

La película de la corrupción

Según Ledezma en Venezuela lo que se está viendo es el derrumbe de las instituciones. "¿Quién compra la película de la lucha contra la corrupción? Ayer (por el jueves) Nicolás Maduro hizo preso a quien el mismo nombró presidente de PDVSA y ministro de Energía y Minas, a los mismos con los que él compartió mesa como canciller y como presidente de la Asamblea Nacional. Esas denuncias sobre la corrupción en PDVSA las presentó el año pasado el diputado Freddy Guevara y Nicolás Maduro dijo que ése era un enviado del Imperio, de la CIA y del FBI".

Ledezma ha comparado lo que está ocurriendo en Venezuela con lo que pasó en Rusia. "Cuando murió Lenin, llegó Stalin y promovió una matanza que después Nikita Kruschev puso al descubierto. En Venezuela se está dando ese episodio: una lucha entre maduristas y chavistas por el botín, por el dinero que le han robado a Venezuela".

De su experiencia en la cárcel de Ramo Verde, con Leopoldo López y Daniel Ceballos, cuenta Ledezma que los guardias lo veían como un bicho raro, porque asegura, nunca perdió el sentido del humor. "Este tipo está preso y lo tienes echando vainas aquí todo el día". Su consejo a la diáspora venezolana en Miami es que no se deje vencer por la nostalgia. "Si te dejas atrapar por la melancolía, pierdes".

Esta noticia es de hace 2 años
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985