Madre de Óscar Pérez quiere reconocer el cadáver: “Si no lo permiten, para mí está vivo”

Esta noticia es de hace 3 años

La madre de Óscar Pérez, el policía insurgente abatido la semana pasada por fuerzas militares del gobierno de Nicolás Maduro, exigió este sábado reconocer el cadáver de su hijo y enterrarlo donde ella quiera. Si no le dan el permiso, aseguró, “para mí está vivo”.

En un video divulgado en las redes sociales, Aminta Pérez criticó que el cadáver de su hijo fuera trasladado sin consentimiento de ningún familiar a un cementerio al este de Caracas, donde tampoco se le permitió asistir al entierro.

“¿Quién les dijo a ustedes que yo quería que trasladaran a mi hijo para allá? Yo lo quiero conmigo, para enterrarlo donde yo quiero”, dijo la venezolana, citada por la agencia AP. El cuerpo del ex policía habría sido sepultado junto a los otros seis rebeldes abatidos en el mismo operativo.

Según recoge la agencia, la tía del fallecido, Aura Pérez, y una congresista opositora dieron a conocer la noticia del traslado horas después de que se difundiera el acta de defunción que entregaron las autoridades a la familia.

El documento refiere la causa de muerte como producto de un “traumatismo cráneo encefálico severo por herida de arma de fuego en la cabeza", lo cual ha levantado sospechas de un posible ajusticiamiento, o ejecución extrajudicial.

Aura había declarado anteriormente a la prensa que su sobrino fue sacado sin su autorización de la morgue y llevado a un cementerio para enterrarlo en privado. Mientras daba esta declaración, la mujer iba a bordo de un vehículo para tratar de llegar al cementerio donde estarían los restos, que se encontraban resguardados por guardias con equipos antimotines.

La presidenta de la comisión parlamentaria que investiga el caso, Delsa Solórzano, también aseguró que no se informó de la situación a las familias y señaló que las fuerzas de seguridad impedían el acceso de las personas cercanas a los fallecidos para presenciar el entierro.

Según el reporte de la AP, un centenar de personas se apostaron en la entrada del camposanto al grito de “¡Oscar Pérez vive¡”, donde un grupo de militares les bloqueaban el camino con escudos de mano.

La operación que terminó con la vida del grupo insurgente tuvo lugar en la barriada pobre de El Junquito, al oeste de la capital venezolana. La muerte de Pérez, de 36 años, fue confirmada esta semana por el ministro de Relaciones Interiores, quien identificó el grupo como "célula terrorista". 

Esta noticia es de hace 3 años
Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985