Cubanos piden limosna en la frontera de México y Estados Unidos para poder comer

Según explica, en el grupo hay niños y mujeres también. Ellos piden limosna y con el dinero que reúnen compran la comida de cada día.


Este artículo es de hace 3 años

El cubano Yosleny Luna lleva una semana viviendo en un parque en Matamoros, en la frontera de México con Estados Unidos, esperando que lo dejen cruzar el puente y solicitar asilo político.

En varios videos que compartió Luna en su perfil de Facebook, el joven muestra cómo sobreviven él y el resto de los ciudadanos de la Isla que se encuentran en ese lugar.

Según explica, en el grupo hay niños y mujeres también. Ellos piden limosna y con el dinero que reúnen compran la comida de cada día.

"Lo que se está viviendo aquí con estos niños, que sin saberlo los padres se sacrifican con ellos para darles mejor futuro, espero que Dios de la bendición para que no se enfermen por el sereno y no se deshidraten por el calor", escribió el joven.

Facebook Yosleny Luna

Asimismo agradeció a la Cruz Roja mexicana y a las casas que apoyan a los cubanos que se encuentran en ese lugar.

Luna explicó que además de ellos hay un  grupo de más de 40 cubanos que se encuentran en la Casa del Migrante, ubicada también en Matamoros. 

Esta semana el ingeniero Juan A. Sierra, administrador de la Casa del Migrante San Juan, explicó a Martí Noticias, que el número de cubanos ha aumentado en las últimas semanas y dijo que sabía de casi 200 más que estaban en camino.

Recientemente las autoridades de México y Estados Unidos bloquearon el acceso a los migrantes por el cruce internacional Puerta México y estos se trasladaron al cruce Brownsville & Matamoros Bridge o Puente Viejo, en Matamoros.

Desde que el expresidente Barack Obama eliminara la política de "Pies Secos, Pies Mojados", los cubanos son tratados como el resto de los migrantes de otros países. Una vez que solicitan el asilo, la mayoría es trasladada a centros de detención donde deben demostrar ante un juez que tienen "miedo creíble" de regresar a la Isla.

Un grupo de ellos, que se encuentra en el Pine Prairie ICE Processing Center, llevan meses esperando que sus solicitudes de asilo sean aprobadas o negadas. Varios de ellos se han cortado las venas y otros iniciado huelgas de hambre para denunciar la situación en la que se encuentran.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba