El preso muerto de una paliza en una cárcel de Cuba estaba esposado

América Latina, Cuba,

Nuevas imágenes que muestran las marcas de las esposas en las manos de Alejandro Pupo Echemendía, quien murió a golpes el pasado 9 de agosto en una cárcel cubana, fueron dadas a conocer por el opositor cubano Jorge Luís García Pérez Antúnez.

Un reporte de América TeVe enseñó también fotos en las que se pueden apreciar las huellas de los bastonazos que recibió en su espalda.

Pupo Echemendía, quien no pertenecía a ningún grupo opositor, falleció en la cárcel de Placetas, en Villa Clara, tras una golpiza que le propinaron los agentes policiales.

No ad for you

Había sido acusado de organizar carreras ilegales de caballos, imputación que él siempre negó. Tenía 46 años.

Jorge Luis García Pérez "Antúnez", líder del frente nacional de la resistencia cívica Orlando Zapata Tamayo, estuvo recientemente detenido precisamente por denunciar estos hechos.

“Trataron de descalificar el hecho diciendo que eso no había ocurrido de la manera en que nosotros lo habíamos denunciado”, dijo.

Los familiares de la víctima han anunciado que no van a parar hasta que los responsables de este hecho paguen.

“Él no se merecía esa muerte, lo mataron como a un perro”, dijo entre lágrimas su sobrina, Zulema Fernández.

Ellos aseguran que Pupo Echemendía llegó muerto al hospital. Hasta allí fue el jefe de la unidad de la Policía de Placetas para intentar hacerles creer que lo habían matado otros presos.

Según su viuda, la policía tenía su cuerpo escondido en un cuarto con candado. Cuando lograron verlo descubrieron en su cuerpo las huellas de los golpes.


Comentarios

Siguiente:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.