En Venezuela compran carne podrida para no morir de hambre


América Latina, Venezuela,

Publicado el Miércoles, 24 Octubre, 2018 - 15:04 (GMT-5)


Los habitantes de Maracaibo, ciudad del estado de Zulia, viven tal escasez de alimentos que han llegado incluso a comprar carne en estado de descomposición para no perecer.

Según un reportaje de BBC, los constantes apagones, en una región donde habitualmente las temperaturas superan los 30 grados, provocan que los congeladores dejen de funcionar y que las provisiones que están dentro se pudran.

“Si falla la luz 10 veces en el día y aparte de eso se va por cuatro horas seguidas, al otro día cuando tu vas a sacar la mercancía, está en malas condiciones”, contó Manuel, un comerciante del lugar.

No ad for you

Pero según Jorge, otro vendedor, la carestía es tan grande que la población adquiere los víveres incluso a sabiendas de que están en mal estado.

“La gente compra lo que sea para el consumo, porque no tienen con qué pagar un kilo de carne, no pueden comprar un kilo de pollo, porque el dinero no los abastece”, aseguró.

La falta de electricidad afecta no solo a comercios, sino a hospitales y morgues donde los cadáveres se descomponen apresuradamente.

La situación de pobreza en la ciudad de Maracaibo es tan grave que hace menos de un mes, una familia sin recursos tuvo que enterrar a uno de sus miembros en el patio de su casa, porque no pudieron asumir los gastos fúnebres. El fallecido tenía solo 39 años y murió debido a una “infección generalizada y un cuadro de desnutrición severa”.

 

 


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Suscríbete a las notificaciones de CiberCuba:

Cargando ...

Comentarios

Siguiente:

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.