Subdirectora del Granma: "Este país no aguanta otro Maleconazo"

La intervención de la Subdirectora del Granma está revolucionando las noticias que hoy circulan sobre Cuba, ya que se alerta del peligro de continuar malinformando al pueblo, ocultar la verdad y falsas promesas acumuladas durante años.

Subdirectora del Granma: "Este país no aguanta otro Maleconazo" Foto © Subdirectora del Granma: "Este país no aguanta otro Maleconazo"

Este artículo es de hace 5 años

Una intervención de la Subdirectora del diario oficialista Granma efectuada en pleno de la UPEC habría movilizado, según rumores, a toda la oficialidad de la prensa en Cuba, a Miguel Diaz-Canel e incluso al presidente cubano, Raúl Castro.

Este no es un hecho fortuíto y tampoco es una bola.

Ultimamente en la prensa cubana se están dando - continuadamente - muchos trastazos.

El último del cual tuvo noticias este escribidor, sucedió a raíz del polemico artículo publicado en el Tribuna de la Habana titulado: "Negro, ¿tú eres sueco?" que exigió reunión entre las principales partes implicadas, en la oficina del ideólogo del Comité Central del Partido, "el compañero" Rolando Alfonso Borges. 

De aquel suceso, salieron unas disculpas por parte del autor del artículo, Elías Argudín Sánchez, y unos halones de oreja a la directora del Tribuna.

Pero ahora, la cosa, pudiera ser mucho más seria; toda vez que no se trata del Tribuna, sino del Granma, y no de un artículista cualquiera, si no de su propia subdirectora, Karina Marrón. 

En realidad Karina no escribió nada, dijo. Y lo dijo no "por detrás", si no de frente, ante todos los oídos posibles. ¿Dónde? En el VI Pleno Nacional de la Upec. 

¿Qué dijo? Leámos su intervención que alguien - no sé si ella misma, tituló "Nos vamos a quedar dados". El texto que originalmente fue publicado en un blog "oficialista" fue retirado por la misma mano tenebrosa de siempre. Afortunadamente hubo tiempo para copiarlo. Permítaseme resaltar en negritas las frases más contundentes del texto.

Intervención de Karina Marrón el VI Pleno Nacional de la UPEC

En un encuentro que hicimos en el Instituto de Periodismo con jóvenes de todas partes del país, si una cosa nos alegró fue identificar a otros jóvenes dentro del sector de la prensa que también tenían la intención de transformar, de cambiar, que tenían las ganas de unir esfuerzos por transformar la realidad y en esa reunión se dijo que hay una intención marcada de enemistar al Partido con la prensa y nosotros no podemos estar ajenos de ello. Pero mientras el Partido y la prensa sigamos mirando para un lado y no para donde tenemos los problemas reales, sigamos viendo las cosas por separado y no como un todo, no vamos a resolver jamás los problemas que llevamos años discutiendo.

Y será Karina entonces la Rosa Miriam quizás de esa época, hablando lo mismo y habrá otras personas como Sergio, diciendo las cosas que viene diciendo Raúl Garcés durante tantos años y otros que tienen más edad que yo entonces serán los que hablarán, y seguiremos repitiendo el ciclo, si con suerte llegamos a repetir el ciclo, y lo que está pasando señores, es que no tenemos tiempo para repetir el ciclo.

Yo, sinceramente creo que nosotros lo que tenemos que ver cuando los jóvenes se nos van de los medios, es que tenemos en los jóvenes la expresión de la sociedad que tenemos hoy, y es lo que decía Iramis: no podemos ver el asunto como un problema puramente económico, hay un problema profesional de fondo, porque esos jóvenes que eligieron la carrera de periodismo, no eligieron hacer propaganda, publicidad, no eligieron sencillamente quedarse callados y al margen porque si no hubieran escogido otra profesión. Pero también tenemos muchos jóvenes en las aulas que cuando se gradúan salen tan desencantados que llegan a los medios , no sé ni con qué intención, porque a veces uno les da la oportunidad de hacer cosas, de transformar, de trabajar, y no les interesa, no les importa absolutamente nada. ¿Por qué? Porque es de esa misma generación de jóvenes desconectados a los cuales sencillamente no les llegamos en otras etapas de su vida y ahora no podemos pretender que no les interese la ropa, los tacones, los zapatos, cómo acceder a internet o tener 50 o 70 CUC, no para mantener su casa como sí sabemos que hay algunos en nuestros medios que colaboran con tal de poder pagar un alquiler.

Son jóvenes que lo hacen para mantener ciertos y determinados estándares de vida y que en el fondo usted puede ver que no está mal, pero ahí entra lo que decía Darío Machado y es ese espíritu de consumo que hemos establecido en nuestra sociedad, que es parte también de todas estas carencias materiales que hemos acumulado durante años.

Entonces yo lo que creo es que nosotros no podemos ver única y exclusivamente la cosa como que la UPEC tiene que esforzarse porque los jóvenes se sientan atraídos por la organización, porque al final, si la UPEC no tiene ningún poder de decisión, si la UPEC no tiene ninguna fuerza, si se desgasta hablando los mismos problemas de congreso en congreso; entonces para qué yo quiero pertenecer a esa organización, para qué me interesa, para qué me importa, qué estoy cambiando, qué estoy transformando.

Al final lo único que uno tiene en la vida es su tiempo, lo que uno está poniendo en el frente de batalla es su vida, sus años, su dedicación y su sacrificio, y eso se hace por un ideal, se hace por amor, pero hay quien sencillamente decide que no está dispuesto a hacerlo porque no confía en ese futuro, porque no ve que haya posibilidades de cambiarlo y lo triste es que en ese bando de los que hoy están colaborando fuera hay jóvenes que apuestan por eso por diferentes razones: porque creen que ahí van a tener su realización profesional, y nos duele que no la vean del lado nuestro o que no intenten cambiar las cosas del lado nuestro; o lo hacen por las motivaciones económicas que ya hablamos. Pero no es nunca un único motivo, y eso es lo que nosotros no podemos perder de vista, e insisto, si seguimos mirando para el lado no vamos a ver nunca lapedrada que nos va a dar en el justo lugar donde nos van a matar.

Respuestas no tengo. En Granma [periódico] hay un grupo de jóvenes que estamos haciendo lo posible por seguir remando, no sabemos si vamos a llegar realmente a puerto seguro en un momento determinado, pero hay jóvenes que quieren seguir echando a navegar el yate y yo estoy convencida, porque los conozco a muchos de ellos, que hay muchos en varios lugares del país que también están haciendo lo mismo.

Entonces, yo los invito a todos a unir fuerzas para eso. Pero sobre todo, a que quienes deciden no den dobles discursos; a que quienes deciden, cuando se enfrenten a este escenario de gente que sabe lo que se vive cada día en las redacciones, en la radio, en la televisión, en el más mínimo lugar de este país donde hay un periodista intentando defender esta sociedad que somos todos, esa gente que quizás no tiene esa cultura excelsa para entender todos los escenarios de fenómenos pero hay un periodista que sencillamente sabe que defendiendo esa institucionalidad de la que hablaba Garcés, está defendiendo esta Revolución y puede quizás transformar la mente de alguien. 
Eso nosotros tenemos que cuidarlo, tenemos que defenderlo y a esa gente nosotros no podemos irrespetarla, hablándole de cosas de las que uno sabe que no ocurren de esa manera y prometiéndole cosas que después no se van a cumplir.

Entonces, yo creo que este es un debate que no podemos seguir teniendo entre nosotros mismos y mirándonos las caras y diciéndonos lo mismo unos a los otros y engañándonos una y otra vez porque no hay tiempo.

Se está armando una tormenta tan perfecta y lo discutíamos ayer en la redacción, este fenómeno de la reducción del combustible, de la reducción de la energía. Señores, este país no aguanta otro 93´, otro 94´. Si no queremos ver protestas en la calle, y no hay un Fidel para salir al Malecón, o por lo menos hasta ahora no ha habido una figura en este país que le dé la cara a este pueblo para explicarle las cosas como están sucediendo hoy. Esta situación va a ser muy difícil de enfrentar, y con la situación en la que tenemos hoy a la prensa nos vamos a quedar dados. 
Ya Ravsberg[1] ayer estaba hablando de estas reducciones de combustible, como nos pasa muchas veces que hay quien sencillamente hace proyectos y cosas, acepta dinero y lo hace a veces queriendo mirar para otro lado.

Yo llamo la atención sobre esto porque estamos en una circunstancia en que el 2018 está a las puertas y todo se está apostando por esa fecha, y todo se está haciendo para que esa tormenta llegue allí en las peores circunstancias para este país. Entonces no es un momento para dudar, no es un momento para titubear, no es un momento para prestarles nuestras fuerzas, nuestras ideas a algo que no funciona y por eso muchas veces nuestros jóvenes se van, y por eso muchas veces nuestros jóvenes no están en las redacciones aun cuando haya gente que todavía sigue confiando y sigue tratando de hacer el periodismo de todos los días.

Una intervención a todas luces valiente, y que resume el estado de frustración tan grande que invade a muchos de los profesionales de la prensa en Cuba, que no son personas traídas de otro país, si no cubanos comunes y corrientes que trabajan en una redacción de prensa, pero quieren un mejor país y por supuesto necesitan un mejor salario para poder alimentar y vestirse. 

Olvidaba, también consideran impostergable estos mismos jóvenes, hablarle de frente al pueblo. Decirle la verdad.

Esta, sin dudas fue la "valiente", justa y necesaria intervención de Karina Marrón, a la que por supuesto, la prensa oficial le ha dado, como se diría en buen argot del dominó "agua". 

Su colega, Thalía González, al resumir las intervenciones del día en un reportaje de video, (vea el mismo al final de este artículo), por supuesto que obvió completamente la importantísima intervención de Karina. ¿Quienes "hablaron" en el VI Pleno de la UPEC según Thalía González? Veamos.

Rosa Miriam Elizalde, quien según me comunicó una fuente, habría expresado recientemente en Santa Clara que "Oncuba era contrarrevolucionario" (por supuesto, muchos estudiantes y profesionales jóvenes del periodismo en la Isla, le preguntaron acto seguido que ¿por qué si era contrarrevolucionario, el gobierno lo permitía y por qué Gaviota S.A le pagaba publicidad, y con esta respuesta, Rosa Miriam tuvo que irse de la reunión)

Habló también Yosley Carrero, Pelayo Terry, "El Profe Garcés"... todos comprometidos, al igual que Thalía. 

La intervención de Karina Marrón, a quien no se le puede negar su integralidad y comprometimiento con su profesión, ha hecho erupcionar un volcán del cual, hasta ahora no se tienen más noticias. Por supuesto, las sabremos pronto. 

Sin dudas, rodarán algunas cabezas. Sin dudas los más vivos podrán sacar la nariz a flote y respirar. ¿Quienes serán los más perjudicados? Por supuesto que el pueblo; el mismo pueblo que vió en el NTV el reportaje de Thalía González y no se enteró de la intervención de Karina, ni de la Tormenta Perfecta, ni de los apagones que están por venir, ni de la bola que existe en la prensa cubana para esconder los apagones que están por venir, ni de una frase lapidaria en esta honesta intervención:

"Este país, ya no aguanta otro Maleconazo" 

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba