Alejandro Castro Espín. Foto © Flickr Commons.

Alejandro Castro Espín no podrá ser el próximo presidente de Cuba

Este artículo es de hace 3 años

El coronel del Ministerio del Interior Alejandro Castro Espín, hijo del gobernante cubano Raúl Castro y la ex presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas, Vilma Espín, no será el próximo presidente de Cuba. Su nombre no aparece en la lista de los candidatos a diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular. En cambio sí están el de su hermana, Mariela Castro, en el número 73, por el municipio de Plaza, y el de Miguel Díaz-Canel, en el 258, por Villa Clara.

Para ser presidente de Cuba, hay que ser necesariamente diputado en el Parlamento. Así lo marca la Ley Electoral cubana, que especifica que sólo podrán pertenecer al Consejo de Estado las personas que hayan sido elegidas como miembros de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Artículo 10, de la Ley Electoral cubana, que impide que una persona que no sea diputada llegue a la Presidencia del país.

La Ley Electoral cubana también prevé la posibilidad de que uno o todos los candidatos de las listas a las Asambleas Municipal, Provincial y Nacional puedan ser excluidos de la lista y en en ese caso el presidente de la Asamblea Municipal debería presentar otro candidato después de someterlo a votación a los delegados.

Sin embargo, el diario oficialista Granma, aclaró en su edición del martes que la lista de candidatos a la Asamblea Nacional,publicada se sometería votación el 11 de marzo próximo en las elecciones generales, por lo que ya no puede producirse ninguno de los cambios contemplados en el artículo 96. Esto significa que ni los tres espías que se han quedado fuera de las listas ni Alejandro Castro Espín tienen posibilidad de acceder a un escaño del Parlamento cubano.

Conocido como El Tuerto, Alejandro Castro Espín (La Habana, 29 de julio de 1965) es el único hijo varón del gobernante Raúl Castro y las quinielas lo situaban entre los favoritos, junto a Díaz-Canel, para sustituir a su padre cuando deje el poder en abril.

Responsable del Servicio de Inteligencia cubano, Alejandro Castro fue quien recibió a los cinco espías cuando arribaron a Cuba. Lo hizo en representación de su padre. Paradójicamente ahora él y tres de sus "héores" se quedan sin un sillón en la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Sí han conseguido esa plaza el zar económico, Marino Murillo, en el número 69, por Plaza y el canciller Bruno Rodríguez, en el número 115, por 10 de octubre, a quienes los expertos consideran como posibles sucesores. Sin embargo, también se queda fuera de la lid, el general de Brigada, Luis Alberto Rodríguez López Calleja, presidente de Gaesa, que no aparece en la lista y que también ha sido visto como posible sucesor de Raúl Castro.

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba