Mototaxi en Ciego de Ávila. Foto © Invasor

Piden rutas más flexibles para los mototaxis de Ciego de Ávila

Este artículo es de hace 2 años

Los mototaxis, pequeños camioncitos chinos de tres ruedas que desde el año pasado alivian el transporte urbano en provincias de Cuba, ya acumulan quejas sobre su servicio.

En Ciego de Ávila, reporta el periódico Invasor, se estableció que su circulación quedaba limitada al perímetro urbano y que el pago del pasaje sería de dos pesos por ruta, aunque no se cubriera la totalidad del itinerario.

Hoy el territorio cuenta con 18 vehículos arrendados, con capacidad para seis pasajeros. El objetivo final es llegar a los 40 carros. Sus arrendatarios deben pagar al Estado mensualmente 4.00 CUC y 25.00 pesos diarios para mantener el contrato.

Según el semanario, ya ha habido casos en que los conductores han querido cobrar más de los dos pesos establecidos, o no han querido recoger a nadie porque esperan a que una persona los alquile. También existen denuncias por haberlos visto transitando en las afueras de la ciudad los fines de semana.

Alberto Castañeda Ramírez, especialista en explotación automotor de la Empresa Taxis-Cuba en Ciego de Ávila, explicó que su entidad no ha establecido piqueras: los choferes pueden esperar clientes en cualquier lugar y tienen un horario abierto.

Si un conductor acuerda con un usuario un futuro alquiler del carro, aun así el trayecto debe efectuarse dentro de los tramos fijados. En diciembre pasado las autoridades delimitaron dos rutas que iban desde las inmediaciones de la Terminal de Ómnibus Interprovinciales hasta el reparto Indalecio Montejo y hasta la Terminal de Ferrómnibus.

Esas restricciones son las que muchos no comprenden. “Si las personas pagan (solo lo que se debe pagar) por el servicio, entonces por qué no dejarlas en el lugar que deseen, aunque deban salirse de la ruta, para hacerlo ‘a escondidas’”, comenta la publicación.

Pero según el Consejo de la Administración Provincial y el Ministerio del Transporte, las rutas dispuestas por ellos impiden que los choferes solo circulen en aquellos lugares que les ofrezcan más beneficios.

Como alternativa, Invasor plantea diseñar nuevos itinerarios en aquellas zonas a las que el transporte público no llega, algo que no parece muy factible si solo circulan 18 mototaxis de los 40 que debería circular ya en la ciudad.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.