Se eleva a 110 la cifra de muertos en accidente aéreo: Autoridades dicen que llevará "días y hasta semanas" identificarlas

En total, iban en el Boeing 737 siniestrado 58 mujeres y 55 hombres.

Familiares de las víctimas Foto © ACN

Este artículo es de hace 3 años

La Habana, 19 may (EFE).- Las autoridades cubanas elevaron hoy a 110 los fallecidos en el avión accidentado el viernes en La Habana, que cubría la ruta nacional a Holguín (este) con 113 ocupantes, de los que fallecieron 99 cubanos y 11 de otras nacionalidades.

En la aeronave, un Boeing 737 arrendado por Cubana de Aviación a la compañía mexicana Global Air, viajaban 102 pasajeros cubanos, entre los que se encuentran las únicas tres supervivientes del siniestro, todas mujeres, aún en estado crítico por la gravedad de sus heridas.

Hasta el momento, se han identificado 15 cuerpos, de ellos cinco niños y 10 adultos, especificó en una rueda de prensa el viceministro cubano de Salud, Alfredo González.

Desde que se produjo el accidente, se publicaron distintas cifras de víctimas debido a que hubo alguna confusión inicial sobre el número de personas que formaban la tripulación.

El ministro cubano de Transporte, Adel Yzquierdo, aclaró hoy que en el avión viajaban 113 personas, de las que fallecieron 110, entre ellas los cinco niños cuyos cuerpos ya han sido identificados.

De los 113 ocupantes del avión, once eran extranjeros, todos fallecidos: seis miembros mexicanos de la tripulación (tres hombres y tres mujeres), un matrimonio de argentinos, dos hombres saharauis y una mujer mexicana.

Los 102 restantes eran cubanos, de los que solo han sobrevivido tres mujeres que permanecen hospitalizadas en estado crítico, con pronóstico reservado dado que presentan "lesiones de alta complejidad".

En total, iban en el Boeing 737 siniestrado 58 mujeres y 55 hombres.

Los médicos han hecho "un esfuerzo extraordinario" en las últimas 24 horas para estabilizar a las tres mujeres, que son atendidas en el hospital Calixto García de La Habana por un equipo multidisciplinar especializado en este tipo de lesiones, aseguró el viceministro de Salud.

Respecto al proceso de identificación, González advirtió de que llevará "días y hasta semanas" completarlo, dificultado debido a que el violento choque provocó que los restos del avión quedaran muy dispersos, lo que impide a los expertos guiarse por los números de asiento que tenían asignados los pasajeros.

En esta labor trabajan numerosos profesionales cubanos, entre ellos 31 forenses, además de tanatólogos, antropólogos, expertos en anatomía patológica y criminalistas del Ministerio del Interior.

"Contamos con todos los recursos y personal cualificado", recalcó el funcionario.

Para la identificación de las víctimas se empleará información sobre las dentaduras, fracturas óseas antiguas, cicatrices y tatuajes de los fallecidos, aunque también serán fundamentales las muestras de ADN aportadas por los familiares.

Las familias de todas las víctimas ya han sido informadas y muchas de ellas se encuentran ya en La Habana, atendidas "en este doloroso momento" por médicos, psiquiatras y psicólogos especializados en este tipo de situaciones, refirió el viceministro.

El Gobierno cubano se ha hecho cargo de los gastos de traslado, alojamiento y estancia de los 151 familiares de víctimas que han llegado a la capital, de los que 128 proceden de la provincia de Holguín -a casi 700 kilómetros de La Habana-, a donde se dirigía el vuelo accidentado.

Las autoridades publicaron sobre las 17.00 horas (21.00 GMT) a través de los medios estatales la lista completa del vuelo DMJ-972, aunque sin precisar sus edades y en el caso de los cubanos, tampoco la provincia de origen.

Los extranjeros fallecidos son los argentinos Oscar Hugo Almara y Dora Beatriz Cifuentes, los saharauis Mohamed Hach y Abderrahm Fadel Mustafa, y la mexicana Isela Savala Franco.

La tripulación, toda de nacionalidad mexicana, la formaban el comandante Jorge Núñez, el primer oficial Miguel Ángel Arreola, la sobrecargo mayor María Daniela Ríos, las sobrecargos Abigail Hernández y Guadalupe Beatriz Limón, y el técnico en mantenimiento Marco Antonio López. 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.